Duelo de titanes en China

China vá a velocidad de vértigo, su crecimiento económico dá miedo, y ese espectacular crecimiento viene acompañado, como no, de la construcción de grandes rascacielos en sus ciudades. Un total de 157 torres de mas de 150 metros se encuentran en construcción en estos momentos por las diferentes ciudades del país, de las cuales, 61 superan los 200 metros y de esas 10 superan los 300.

Pero las construcciones estrella en estos momentos son las 3 que superan los 400 metros, y que está previsto que finalicen su construcción en 2007.

La m&aacutes pequeña de todas ellas es la Torre de televisión y observación de la ciudad de Guangzhou. Tiene un total de 450 metros hasta el tope estructural de la torre, aunque con la antena añadida en su parte superior alcanza la impresionante cifra de 610 metros. Su diseño ha sido seleccionado entre un total de mas de 15, todos ellos impresionantes y sin desperdicio (y que bien merecen un artículo dedicado). Guangzhou TV & Sightseeing Tower
Union Square Phase 7, Kowloon, Hong Kong La segunda posición en cuanto a altura la ocupa la torre Union Square Phase 7 de Hong Kong, que pondrá el punto final a un impresionante conjunto de 7 enormes rascacielos llamado Union Square, y que se está llevando a cabo en los terrenos de la antigua estación de Kowloon. Con sus 484 metros, se convertirá en la segunda torre de mas de 400 metros de la ciudad de Hong Kong, una de las más prolíficas en rascacielos todo el mundo.
Pero parece ser que en la carrera por el título de altura de China, el premio se lo va a llevar la espectacular torre World Financial Center, de Shanghai. Una vez pasado el miedo a que la zona de negocios de Pudong se estuviese hundiendo por el peso de los edificios, las autoridades de Shanghai autorizaron la construcción de esta espectacular torre de 492 metros. En un principio nació con el proposito de ser la torre mas alta del mundo, pero se quedó en el intento ya que el Burj Dubai ha terminado con todas las aspirantes de un plumazo. Shanghai World Financial Center

Mientras que seguimos de cerca la evolución de estos proyectos no habrá que perder de vista al gigante asiático, porque seguro que su locura por los rascacielos no acaba aquí.