Rascacielos de Calatrava en Valencia

A dia de hoy ya es conocida por todos la espectacular Ciudad de las Artes y las Ciencias, de Valencia, en la que por cierto se acaba de inaugurar el Palau de les Arts Reina Sofia. En general toda la zona es un deleite para la vista de los amantes de la arquitectura (y de cualquiera, vamos). El que la conozca sabe de que hablo y el que nó está tardando en visitarla, la ciudad de Valencia y esta zona en concreto merecen muchísimo la pena.

Pero tal espectacularidad y despliegue de curvas no ha salido gratis, ni mucho menos. Estas maravillas diseñadas por el arquitecto Santiago Calatrava han hecho acumular a la empresa pública que gestiona el proyecto (CACSA) una cantidad de deuda que no voy a poner aquí para no asustar a nadie.

Ante tal situación, la Generalitat Valenciana ha ideado un proyecto, como broche final al complejo, compuesto por 3 rascacielos cuya venta proporcionaría a CACSA una ayudita financiera bastante de agradecer.

El conjunto está compuesto por 3 torres, de 308, 266 y 220 metros, algo muy grande a nivel nacional y europeo. Su forma recuerda a otra creación de Calatrava, la Turning Torso de Malmö (Suecia), aunque para mi gusto son lo suficientemente diferentes como para no llamarles copia. Estas torres tendrían un uso mixto residencial y de oficinas.

El proyecto ha sido presentado ya varias veces ante los medios de comunicación. Inicialmente estaba compuesto por 4 torres de 280, 260, 240 y 220 metros, incluso se presentó la maqueta, aunque dicha composición se descartó y lo cierto es que de haberse hecho las torres habrían estado demasiado apretadas en el solar, que es relativamente pequeño.

En la segunda presentación que las autoridades valencianas hicieron de las torres, se hizo público el nombre de casa una de ellas, Valencia la mas alta, Castellón la de 266 metros y Alicante la mas pequeña, si bien parece ser que finalmente estos nombres se han desechado.

Mucho se ha hablado sobre la operación, sobre su conveniencia y sobre la viabilidad de la misma, pero a dia de hoy seguimos esperando que se dé el pistoletazo de salida (la verdad es que yo lo espero con bastante impaciencia). Las autoridades siguen buscando inversores interesados y se afirma que las obras podrían licitarse de forma bastante rápida. Ojalá y en el 2006 podamos ver por fin el inicio de los trabajos.