Castellana 200, Madrid (Reyal Grupo)

Reyal Grupo invertirá un total de 350 millones de euros en la completa remodelación de los edificios ubicados entre los números 198 al 208 del Paseo de la Castellana y 3 al 5 de la calle Carlos Maurrás en Madrid en el proyecto conocido como Castellana 200, lo que supondrá levantar un conjunto de inmuebles de 41.757 m2 edificados, mas 28.609 m2 en 4 plantas de aparcamientos.

El proyecto Castellana 200 fué presentado el lunes 27 de noviembre en el Hotel Rafael Atocha por el Presidente de Reyal Grupo, Rafael Santamaría, en presencia del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón. Es un proyecto residencial en torno al cual se articulan una serie de usos complementarios, como un hotel de cinco estrellas que pretende situarse entre los tres mejores de Madrid, un centro comercial de moda y complementos que incluirá marcas de primer nivel, un edificio de oficinas y un aparcamiento de gran capacidad.

La reforma del antiguo edificio está suponiendo la mayor demolición que se ha acometido en Madrid hasta la fecha. El proyecto cumple con el nuevo código técnico en todo lo relacionado con el ahorro energético y las medidas de seguridad contra incendios.

Castellana 200, cuyo plazo de finalización está previsto para el último trimestre de 2009, supondrá la construcción de un total de 196 viviendas -de uno, dos, y tres dormitorios- con una superficie edificada de 16.317 m2, un exclusivo hotel de cinco estrellas gran lujo -con 145 habitaciones, dos salas de conferencias, auditorio con capacidad para 250 personas, SPA, gimnasio, piscina exterior y dos restaurantes- que ocupará 15.126 m2, un centro comercial con capacidad para 45 tiendas con alrededor de 6.933 m2 de superficie edificada, un aparcamiento de cuatro plantas y alrededor de 850 plazas y el resto del complejo se dedicará a oficinas.

El antiguo edificio que ocupaba la manzana donde se levantará Castellana 200 fue construido entre 1951 y 1954, contaba con una nave interior dedicada a diferentes usos y adolecía de patologías estructurales generalizadas por aluminosis.

El respeto al medio ambiente está siendo una constante en la ejecución del proyecto. De hecho, una parte significativa de los residuos que se extraen en la demolición del edificio se reciclan para obtener nuevos materiales de construcción. Además, el agua a presión que utilizan las máquinas en la demolición para evitar el levantamiento de polvo es cien por cien reciclada.

Reyal pretende con esta actuación revitalizar la zona, aportar a la ciudad de Madrid un nuevo edificio con un diseño vanguardista e integrador, recuperar espacios de uso residencial familiar, así como ofertar plazas de aparcamiento y habitaciones hoteleras de lujo en esta emblemática zona de la capital.

Según el presidente de Reyal Grupo, Rafael Santamaría, “el proyecto de Castellana 200 encarna a la perfección nuestra voluntad de apostar por la patrimonialización de la compañía mediante el desarrollo de inmuebles para arrendamiento, aspecto éste que pretendemos seguir impulsando de manera decidida una vez que nos hayamos unido a Urbis, con el objetivo de diversificar las fuentes de negocio y conseguir así unos ingresos más recurrentes”.

Reyal es una de las principales empresas inmobiliarias españolas del sector de la construcción y promoción urbanística e inmobiliaria. La compañía, fundada en 1970, centra su actividad en la promoción de uso residencial y en la gestión hotelera, mediante el desarrollo de la cadena Rafael Hoteles, uno de los cuales será el ubicado en el proyecto Castellana 200.