Centro de Expresión de las Nuevas Tecnologías en la Nave Torroja, Madrid

Nave Torroja Navarro Boetticher VillaverdeLa antigua nave industrial conocida como ‘la catedral’ de Eduardo Torroja o Nave Torroja, será rehabilitada por el Ayuntamiento de Madrid y convertida en el Centro de Expresión de las Nuevas Tecnologías, recuperando para el uso ciudadano una interesante muestra de la mejor arquitectura industrial madrileña.

La nave pertenecía a la empresa Boetticher y Navarro, y pasó a ser propiedad municipal en virtud de un convenio tras la quiebra de la empresa. El acuerdo contempla la reordenación de las antiguas instalaciones de la compañía, de unos 68.000 m2, y la cesión al ayuntamiento de 13.400 m2 de zonas verdes y 15.000 m2 de viales. Hasta ahora estos terrenos permanecían abandonados y en desuso como consecuencia de la quiebra de la empresa propietaria.

Tras el acuerdo, el Ayuntamiento de Madrid convocó un concurso de ideas para la rehabilitación de la nave y la creación del citado centro tecnológico. El proyecto que sirve de base al concurso de ideas, configura el edificio en torno a cinco bloques temáticos, más los espacios comunes.

La Nave, dispondrá de un auditorio para albergar las reuniones o presentaciones de productos; una zona de stands para exposiciones temporales, aulas con ordenadores y conexiones a Internet, una biblioteca especializada de 300 metros cuadrados, un vivero de empresas, etc…

Banda Ancha Torroja Villaverde Banda Ancha Torroja Villaverde

Memoria del proyecto ganador [PDF]

El proyecto Banda Ancha fué designado ganador del concurso de ideas convocado por el Ayuntamiento, con el apoyo del COAM. La propuesta pertenece a un equipo de jóvenes arquitectos formado por José María Churtichaga, Joaquín Lizasoain, Rolf Brülisauer, Mauro Doncel y Ophelia Mantz.

El proyecto ganador propone una intervención respetuosa con la estructura original de la nave. Dicha nave albergará las actividaes de exposiciones y congresos. El resto de actividades del centro estarán alojadas en un edificio anexo, según las últimas informaciones de 20 plantas.

La creación de dicho centro permitirá a Madrid disponer de un nuevo centro destinado al fomento de la innovación y en general del sector tecnológico, tremendamente importante para la capital, con 180.000 empleados en la actualidad. Supondrá además un punto de atención en una zona del sur de Madrid, Villaverde, que promete pasar en los próximos años de barrio dormitorio a zona con mucho más protagonismo en el conjunto de la ciudad.