Grancrete, “hormigón” en spray

Se denomina comercialmente Grancrete® y ha sido desarrollado por el Argonne National Laboratory, una instutición dependiente del gobierno norteamericano. En realidad procede de un producto desarrollado en principio para aislar fugas radioactivas.

Se trata de un material cerámico de mayor resistencia que el hormigón, resistente al fuego y altamente aislante al frio y al calor. Está compuesto de una mezcla de arena, cenizas, óxido de magnesio y fosfato de potasio, formando una mezcla líquida de textura parecida al hormigón, aunque con casi el doble de resistencia. Es facilmente proyectable sobre superficies en forma de spray.

Su principal aplicación puede ser la fabricación de casas de bajo coste aunque de gran calidad, ideales para dotar de vivienda digna a la población del tercer mundo. También puede ser usado para construir casas rápida y economicamente en caso de desastres naturales.

La idea es que se pueden construir habitáculos, por ejemplo, con planchas de poliestireno expandido* y proyectando después el spray por la zona exterior. El resultado es una estructura resistente al agua y al fuego, y aislada termicamente, en tan solo unas horas.

* (conocido como corchopán en Madrid y como porexpán en el resto del universo)


© Grancrete LLC

© Grancrete LLC

De momento no ha comenzado su producción ni su uso masivo.