Noticias Operacion Chamartín – 20 de Julio 2006

Tal y como suponíamos, el hecho de que el Ministerio haya querido sacar adelante la Op.Chamartín en solitario no ha sentado muy bien en la Comunidad de Madrid, que no piensa ponerlo facil. En una noticia aparecida en el diario CincoDias.com se asegura que la luz verde por parte de la Comunidad de Madrid se va a hacer esperar.

El desarrollo necesita para ser aprobado el informe previo y favorable de la Comunidad de Madrid, para el cual se evaluarán las necesidades en infraestructuras y movilidad para la zona, que actualmente ya se encuentra colapsada antes de construir nada.

Cabe recordar que la comunidad y el ministerio andan a tortas con dos infraestructuras que afectan a la zona norte de Madrid, como son la R1 y el cierre de la M50. La realización de estas infraestructuras podría ser moneda de cambio entre administraciones.

Hace no mucho tiempo alguien me dijo que el peor enemigo del buen urbanismo era la política, y así lo está siendo en este caso. La Operación Chamartín debiera plantearse en términos de una gran oportunidad para Madrid, tanto económica como social. De esta forma su diseño y desarrollo debieran ser realizados con miras a convertir la zona en un verdadero motor económico local, regional y nacional, además de ser un foco de modernidad, un referente para otras ciudades, un símbolo de la capital e incluso un atractivo turísitico como es La Defense para Paris.

Sin embargo desde su nacimiento, y con especial intensidad ahora, todo se está planteando como una lucha de intereses políticos de las diferentes administraciones. Así pues, el ministerio anda negociando por su cuenta con el propitario de los derechos sobre los terrenos, Duch. Intenta a toda costa proponer un desarrollo que no sea aceptable en términos económicos para Comunidad y Ayuntamiento, que necesitan mirar con lupa los beneficios que se obtienen de la operación ya que con ellos se han de construir las infraestructuras de Metro y tráfico rodado para la zona, unas infraestructuras de gran envergadura y muy difíciles de financiar simplemente con cargo a los presupuestos (recordemos que el ministerio solo propone infraestructuras de tipo ferroviario a gran escala, insuficientes para el dia a dia de la zona y de la ciudad). De esta forma se consigue cambiar la patata caliente de tejado, siendo ahora las instituciones madrileñas las que retendrán el desarrollo, y no el ministerio que es quien ha tenido parado el asunto durante dos años. En resumen, se dispone así del potente arma electoral mediante el cual se puede afirmar que Aguirre y Gallardón bloquean la construcción de un gran número de viviendas sociales en la capital, frenando el desarrollo de Madrid en pos de la vivienda libre y la iniciativa privada, etc…

La Comunidad de Madrid por su parte utilizará su derecho de veto sobre la operación para presionar al gobierno nacional acerca de aspectos como la M50 y la R1, lo cual hace pensar que podría llegar a tragar el sapo de Fomento si a cambio este accede a realizar dichas obras. Es decir, se descuidaría la operación urbanística en favor de unas carreteras.

El Ayuntamiento por su parte tiene pendiente la remodelación de la M30 en la zona del nudo norte, la cual dejó en suspense supeditándola a la aprobación de la Operación Chamartín. Puede que decida negociar con este tema o puede que directamente no le interese y se ocupe de velar por los intereses de la ciudad, es decir, un planteamiento urbanístico realmente bueno en vez de una ocasión desaprovechada. Seguramente es esta institución la que con sus planteamientos más alegrías puede dar a los amantes de los rascacielos, la buena arquitectura y el buen urbanismo, aunque también está por ver. De Comunidad y Ministerio no cabe esperar mas que una pugna política por sus intereses partidistas.

Os invito a todos a seguir opinando y debatiendo sobre el tema, pero sin caer en descalificaciones, que ya sabemos todos que la política nos enciende y nos hace perder los nervios, y este tema de la op.Chamartín está totalmente enbadurnado de política.