Remodelación del eje Recoletos-Prado, Madrid

Hacía mucho tiempo que este artículo estaba en la lista de temas pendientes de Urbanity, y puesto que no se llevará a cabo esta legislatura no le habíamos dado mucha preferencia, pero dada la polémica que se ha levantado en las últimas semanas con respecto a este asunto, parece el momento más adecuado para llevarlo a cabo.

El resultado del concurso internacional de ideas convocado para la reforma del emblemático eje cultural de Madrid se conoce desde el primer trimestre de 2002. El proyecto dotado con el primer premio fué el titulado Trajineros, con un equipo formado por los arquitectos Juan Miguel Hernandez León, Carlos de Riaño, Jose Miguel Rueda, Fernando de Terán y dirigido por Álvaro Siza Vieira.

Dicho proyecto apuesta fundamentalmente por una reforma del Paseo del Prado en la que se traslada la totalidad del tráfico rodado junto a la acera oeste (Banco de España, Museo Thyssen, Ministerio de Sanidad, etc…), creando así un bulevar de gran anchura entre Cibeles y Atocha. Se intenta reducir al límite el tráfico de vehículos, ya que el número total de carriles sería menor que el actual. Se incluye además el replanteamiento de la Glorieta de Carlos V, para integrarla con el Paseo del Prado, dando continuidad y aspecto de conjunto hasta la zona del Panteón de Hombre Ilustres. La apertura de la ladera del cerrillo de San Blas, donde se ubica el observatorio astronómico de Carlos III, y la remodelación de la Plaza de Colón devolviendo la estatua del descubridor al centro de la calle completan la propuesta.

El proyecto Tercer Movimiento, dirigido por Carlos Rubio Carvajal, y que cuenta además con la participación de los arquitectos Enrique Álvarez-Sala, Pedro Moleón Gavilanes y Ángela Souto obtuvo un accesit. Tercer Movimiento considera tres áreas de actuación entendidas como unidades del paisaje urbano: el ámbito Recoletos-Prado / Retiro, la zona Retiro-Atocha / Mendez Álvaro, y la zona Mendez Álvaro / Atocha /Delicias. En el primer ámbito se pretenden potenciar sus dos características fundamentales: espacio para el paseo y estructura circulatoria que garantice la movilidad. Cabe destacar la solución para el tramo comprendido entre Cibeles y Neptuno, en el cual se concentra el tráfico en un carril central, dejando un amplio bulevar en la zona del Banco de España y el Museo Thyssen (justo al contrario de lo propuesto por el equipo de Siza). Esta actuación se complementa con un ligero desplazamiento de la fuente de Neptuno para situarla en linea con la fuente de Cibeles en linea al nuevo bulevar creado en la acera oeste.

Otros proyectos participantes en el concurso fueron Civitas fulget, de Ricardo Aroca y Francisco Pol, que también obtuvo un accesit; y Noche de estreno, de Carlos Ferrán Alfaro, que obtuvo una mención especial.

En un principio estaba previsto realizar este proyecto en la actual legislatura, pero se pospuso para la siguiente ya que se llegó a la conclusión de que no se podían simultanear estas obras con las de la M30 y el nuevo Tunel de Cercanías en ejecución en estos momentos por el Ministerio de Fomento. Asimismo, se decidió incorporar al proyecto ganador algunas de las ideas de los otros proyectos participantes.

El proyecto contó en su dia con su respectivo periodo de alegaciones. Si bien siempre ha habido algunas objecciones a determinadas actuaciones de este proyecto, algo normal, ha sido recientemente cuando ha vuelto a la actualidad debido a los intentos del Museo Thyssen-Bornemisza de introducir cambios en la parte que afecta a las inmediaciones de dicho museo.

El proyecto de Siza, que es el que se llevaría a cabo, propone encauzar todo el tráfico rodado por la orilla oeste del paseo, donde se encuentra el Thyssen, dejando amplios espacios arbolados delante del Museo del Prado y el Jardín Botánico. Las pretensiones del Thyssen, con la baronesa a la cabeza de las movilizaciones, pretenden que se modifique el proyecto y se adecúe a sus intereses. En dichas movilizaciones se utiliza el tema de la tala de árboles como principal arma para ganar a la opinión pública. Mientras los opositores al proyecto afirman que se talarían 700 árboles, el equipo del arquitecto Álvaro Siza y el ayuntamiento dicen que solo se trasladarían 11 ejemplares (ni siquiera serían talados).

Plan Especial Eje Paseo Prado Recoletos Thyssen

Desde Urbanity no queremos mediar ni posicionarnos del lado de ninguna de las partes en disputa, simplemente generar un debate sobre esta importante actuación urbanística en el que los lectores podais expresar vuestra opinión (críticas constructivas y propuestas, preferentemente).

En el siguiente enlace de la web del Ayuntamiento de Madrid dedicado al Plan Especial Recoletos-Prado teneis disponible multitud de información acerca del proyecto (memorias, planos, bocetos, estudios, catálogo de arbolado, etc…). Una fuente de datos completísima para todo aquel que quiera ver por si mismo los aspectos del proyecto de forma objetiva y sacar sus propias conclusiones.