Sistemas de calefacción de intercambio geotermico

Sistemas de calefaccion de intercambio geotermicoEl intercambio geotérmico se realiza por medio de un circuito cerrado instalado en sondeos que perforan el terreno bajo el edificio. De esta forma, se produce un intercambio de calor entre el agua circulada y la tierra. En invierno la tierra transfiere al agua el calor que almacena y se utiliza para calefacción, y en verano el agua transfiere al terreno el exceso de calor del edificio de forma que se obtiene refrigeración.

Los rayos del sol calientan la corteza terrestre, especialmente en verano. Como la tierra tiene una gran inercia térmica, es capaz de almacenar este calor, y mantenerlo incluso estacionalmente. En el subsuelo, a partir de unos 5 metros de profundidad, los materiales geológicos permanecen a una temperatura prácticamente constante durante todo el año. En el caso español, a una profundidad superior a los 5 metros, la temperatura del suelo, independientemente de la estación del año o las condiciones meteorológicas, es de alrededor de 15 grados. Entre los 15 y 20 metros de profundidad, la estabilidad térmica es de unos 17ºC todo el año.

Un sistema geotérmico solar se sirve de una bomba de calor y un sistema de perforaciones en el suelo para aprovechar esta temperatura templada. La clave de la eficiencia de estas bombas de calor está en la diferencia entre la temperatura que se quiere conseguir y la temperatura a la que se encuentra el elemento a calentar.

En invierno, disponer de un material a 15 – 17 grados se puede considerar una fuente de calor. A su vez, esta estabilidad térmica supone que en verano el subsuelo esté considerablemente más fresco que el ambiente exterior.

Las ventajas energéticas y medioambientales que supone el uso de esta tecnología son notables, ya que se aprovecha un recurso renovable ampliamente disponible y que además ofrece una gran eficiencia energética. Permite obtener unos ahorros constatados de hasta un 70% en modo calefacción y de un 50% en refrigeración, de forma que se reducen considerablemente las emisiones de CO2 derivadas del uso de combustibles fósiles para la climatización.

Autor: Caye (Muchas gracias )