Vídrios de transparencia variable

Los vidrios de transparencia variable llevan ya algún tiempo en el mercado, pero su uso aún no está muy extendido, a pesar de sus ventajas.

Dichos vidrios tienen la propiedad de poder cambiar desde un estado de total transparencia hasta otro de casi opacidad, tan solo pulsando un interruptor. Permite por tanto lograr intimidad en espacios acristalados cuando se desee sin necesidad de persianas ni similares, ahorrando por tanto espacio y ganando en comodidad.

Esta característica es posible gracias al ensamblado de dichos vidrios, que se componen de 2 hojas de vidrio entre las cuales se situa una película de polímero y cristales líquidos, recubierta a su vez por dos capas transparentes capaces de conducir la electricidad. Cuando por dicha capa no circula electricidad, los cristales líquidos alojados en la capa central no se encuentran alineados, difuminando la luz que reciben en diferentes direcciones y consiguiendo así el estado de translucidez. Por el contrario, si se aplica una pequeña corriente eléctrica por las capas conductoras, los cristales líquidos quedan alineados y orientados de tal forma que permiten el paso de la luz en linea recta, consiguiendo así el efecto de transparencia total. El paso de un estado a otro es casi instantáneo y se puede repetir sin problemas con la velocidad que se quiera.

Actualmente existen varias marcas comerciales con cristales de este tipo, como por ejemplo SGG Priva-Lite™ y SwitchLite Privacy Glass™

El siguiente ejemplo muestra una aplicación de SGG Priva-Lite™ en las oficinas de Unisys en Amsterdam. En la imagen de la izquierda los vidrios se encuentran apagados, es decir, en ausencia de corriente eléctrica y por tanto se muestran opacos. En la imagen de la derecha se ha activado su transparencia.


© SGG Priva-Lite™

© SGG Priva-Lite™