Actualidad del proyecto Chicago Spire / Santiago Calatrava

El arquitecto español Santiago Calatrava, recientemente reconocido como Premio Nacional de Arquitectura, es el responsable del diseño del que podría convertirse en el mayor edificio de Chicago y de Estados Unidos.

La torre, con forma retorneada, fué aprobada por las autoridades de Chicago en marzo del año pasado. El proyecto estaba inicialmente promovido por Christopher Carley. (Proyecto inicial en la imagen de la derecha) Carley no consiguió la financiación necesaria para poner en marcha este emblemático edificio, con lo que cedió el paso a un nuevo promotor, Garrett Kelleher, presidente de Shelbourne Development, que adquirio la parcela.

Kelleher solicitó a Calatrava la modificación del proyecto, que pasó de tener 115 pisos y usos mixtos, a tener 150 pisos y dedicarse al completo a apartamentos de lujo. La altura se mantiene en 610 metros, si bien en el primer proyecto esta se alcanzaba mediante una antena y en el nuevo planteamiento esta es la altura del último forjado.

Los cambios deben ser aprobados de nuevo por las autoridades competentes, en este caso la Comisión de planificación de Chicago. Según representantes de dicha comisión, el proyecto plantea algunas dudas como la sobrecarga de tráfico en la zona y la proyección de sombras sobre algunas playas del cercano Lago Michigan, si bien dichos representeantes piensan iguamente que “no pueden dejar pasar la oportunidad de contar con una obra de Calatrava y de tal magnitud en su ciudad”, por lo que confía en que al final dichas dudas no serán un problema.

La ciudad acoje dos de los mayores edificios del mundo, la Torre Sears y la Torre John Hanckok, ambas construidas hace más de 30 años. Este proyecto superaría a ambas torres, modificando enormemente el skyline de Chicago.