Oxley Woods, Milton Keynes (UK) / Rogers Stirk Harbour + Partners

© Rogers Stirk Harbour + Partners

El arquitecto británico Richard Rogers, recientemente ganador del premio Pritzker, ha producido en colaboración con el promotor británico George Wimpey, una serie de casas basadas en elementos prefabricados que tienen como principal objetivo reducir los costes de construcción, reflejandose estos en el coste final de la vivienda.

Su diseño flexible, permite a los propietarios elegir entre diferentes acabados interiores, cambiar la distribución en función de las necesidades gracias a las paredes móviles y añadir nuevos módulos prefabricados.

Uno de los componentes clave de estas construcciones es lo que sus desarrolladores han llamado “EcoHat”, un sistema que permite la reutilización del aire caliente para optimizar el consumo de energía.

El sector de las casas prefabricadas es tremendamente popular en Estados Unidos y tiene un buer mercado en Escandinavia, pero sin embargo no goza de mucha popularidad en el resto de Europa.

© 7-T Ltd.

Poco a poco este tipo de viviendas se van abriendo hueco por unas razones o por otras, en este caso por la iniciativa y el impulso gubernamental. Debido a las cada vez mayores dificultades que plantea el mercado inmobiliario para los jóvenes de Reino Unido, las autoridades han decidido experimentar con nuevos esquemas al tiempo que se recurre a arquitectos de primera linea en este desarrollo (Oxley Park) que se ubicará en la ciudad de Milton Keynes, al noroeste de Londres.






© Grant Smith / View

Es probable que el sector residencial protegido comience a recurrir a este tipo de construcciones de una forma cada vez más generalizada, no solo en Reino Unido, sino también en el resto de Europa.