Palacio de Bellas Artes, México / Adamo Boari & Federico Mariscal

El Palacio de Bellas Artes, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, sorprende por la fastuosidad de su arquitectura en la que se integran armónicamente dos estilos difíciles de combinar como son el Art Nouveau en su exterior y el Art Decó en el interior.

El edificio, que empezó a construirse en 1904 a cargo del arquitecto Adamo Boari, nació como una propuesta para crear un nuevo Teatro Nacional que formaría parte de los festejos por el centenario de la Independencia de México y que fue promovido por el entonces presidente Porfirio Díaz.

palacio bellas artes df
cc by: Gato Azul

La primera piedra se colocó el 2 de abril de 1904. Originalmente la construcción del edificio duraría cuatro años pero los trabajos se vieron interrumpidos varias veces debido a problemas técnicos de hundimiento de suelo (que llego a hundirse un metro y medio aproximadamente debido a errores de calculo de la cimentación), la revolución Mexicana en 1910 y la salida de Boari del país en 1916. A lo largo de los siguientes tres lustros se hicieron algunos trabajos de poca envergadura, hasta que en 1932 se reinician las obras bajo la dirección del arquitecto Méxicano Federico Mariscal, quien la concluyó en el año 1934.

Para el gran trabajo de ingeniería, Boari contrató a la compañía estadounidense Milliken Brothers, que diseñó y fabricó en su totalidad la estructura metálica de soporte, la cual se cubrió de hormigón y se revistió en su exterior con mármol importado de Carrara, (Italia). Sobre éste se esculpieron todos los elementos de sus fachadas. Una obra considerada en su época la más grande del mundo con sus dimensiones y características mide 52 metros hasta el espiral y 42,5 m hasta el techo, cuenta con 7 pisos y un estacionamiento subterráneo, además de la Sala principal hay otros espacios como la Sala Manuel M. Ponce una cafetería y salas de exposiciones temporales y permanentes.

palacio bellas artes ciudad méxico
cc by: stereocity

Entre los elementos interiores cabe destacar la gran cúpula del vestíbulo, los muros, pisos y columnas revestidos con mármoles mexicanos en varios colores, la escalinata que arranca con dos luminarias en forma de fuentes hechas en acero y cristal esmerilado, el sorprendente telón formado por una cortina de estructura metálica que sostiene un enorme mosaico de vidrio opalescente, la cortina rígida del escenario con un peso de 22 toneladas y 15,30 metros de ancho por 14 de alto y el mosaico encargado a la casa Tiffany de Nueva York con un peso de 21,228 Kg.

boari mexico
cc by: stereocity

Adamo boari bellas artes
cc by: coloboxp

En este impresionante edificio se llevan a cabo un gran número de actividades artísticas y culturales que van desde exposiciones de pintura, escultura y arquitectura hasta sus famosas presentaciones de ópera y música de concierto sin dejar al lado el ballet clásico y el ballet folklórico.