Palacio de las artes Reina Sofía, Valencia / Santiago Calatrava

Calatrava Art Valencia
(creative commons) by: micora

El Palacio de las Artes Reina Sofía, tras la inauguración de L´Hemisfèric en 1998, el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe junto con L´Umbracle en 2000 y la apertura al público del Oceanográfico en 2003, completa el componente artístico del espectacular conjunto arquitectónico que es la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia.

El majestuoso edificio, diseñado por el arquitecto e ingeniero valenciano Santiago Calatrava, supone para la ciudad de Valencia y la Comunidad Valenciana disponer de la mejor infraestructura para introducirlas en los circuitos internacionales, especialmente en lo referido a la ópera y los grandes espectáculos musicales.

El edificio principal se plantea con una doble intención: la de construir un auditorio múltiple y la de configurar un hito urbano que, a la vez, se implante en un área urbana como elemento dinámico y consolidador del lugar y se convierta en un símbolo paisajístico con cierto carácter monumental para la ciudad de Valencia.

Cuenta con cuatro salas diferentes: la sala principal, el aula magistral, el auditorio y el teatro Martín y Soler. Además, el edificio dispone de instalaciones para actividades docentes y otras estrechamente relacionadas con los ámbitos artísticos y culturales.

El Palacio de las Artes Reina Sofia es el elemento de mayor tamaño de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. La obra de Santiago Calatrava destaca por su originalidad y rotundidad de formas, que vincula las artes a las ciencias, y que se presenta como una gran escultura de alto contenido simbólico: sus formas náuticas sugieren su cercanía al mar y su disposición en el antiguo lecho fluvial del Turia.

La innovadora arquitectura de este edificio de 37.000 metros cuadrados y una altura de más de 70 metros que alberga cuatro auditorios para diferentes espectáculos de ópera, teatro y música, sorprende por su multiplicidad de ambientes. Cuenta con plataformas en voladizo a diferentes alturas con paseos y vegetación, a las que se accede mediante ascensores panorámicos y escaleras situadas en el interior de las carcasas metálicas que hay a ambos lados del edificio.

Santiago Calatrava Valencia
(creative commons) by: sabandija™

El contraste entre lo opaco de estas carcasas de chapas de acero y lo transparente de los espacios acristalados del auditorio, los foyeres de la Sala Principal y el Aula Magistral, y el restaurante, producen sensaciones cambiantes al recorrer el edificio. Una estructura metálica con forma de pluma arranca de un pilono de hormigón armado.

La forma global del edificio es lenticular desarrollándose bajo una gran sobrecubierta o “pluma metálica, soportada mediante dos apoyos, uno extremo en su zona oeste y otro intermedio quedando la zona este de la cubierta totalmente en voladizo. El material por excelencia es el hormigón blanco ya que forma parte de los grandes soportes estructurales del edificio mientras que el “trencadís” es el segundo material de mayor uso que reviste las espectaculares “cáscaras” del Palacio.

Rodeado por un entorno verde de 87.000 metros cuadrados de ajardinamiento y láminas de agua de más de 10.000 metros cuadrados con paseos circundantes, el Palacio de las Artes cuenta con 4 grandes salas:

– Sala Principal, con capacidad para más de 1.700 asistentes, está concebida como recinto de ópera fundamentalmente, pero convertible en escenario para ballet y otras artes escénicas.

– Aula Magistral. Su capacidad es de 400 personas, se encuentra ubicada en la parte oeste, especialmente diseñada para actuaciones en directo de pequeñas formaciones musicales.

– Auditorio, con capacidad para más de 1.500 espectadores

– Teatro Martín y Soler. Situado en el edificio destinado a las Artes Aplicadas, adyacente al Palacio, con capacidad para 400 espectadores, donde se ubicará la Academia de Perfeccionamiento.

palacio artes valencia
(creative commons) by: Manjeet Bawa

El acceso al Palacio de las Artes se efectúa por medio de una pasarela elevada de 53 metros de longitud ubicada en la parte oeste del edificio, a la que se puede acceder por medio de dos escaleras. Desde el acceso principal, donde se dispone la zona de taquillas e información, aparecen dos corredores laterales simétricos que desembocan en un gran foyer, por donde se accede directamente a la sala de ópera.

La cubierta es la parte más representativa del conjunto, ya que además de su rigurosidad estructural y geométrica, contiene una gran carga de expresividad e intención plástica que hace trascender el carácter artístico de las actividades del interior hacia el exterior.

Palau arts Valencia Calatrava
(creative commons) by: freshwater2006

En su construcción, se han empleado:

– Más de 77.000 metros cúbicos de hormigón.
– con más de 275.000 metros cúbicos de movimientos de tierra
– cerca de 1.750 metros lineales de pilotes
– 38.500 metros cuadrados de granito
– Más de 20.000 metros cuadrados de trencadís
– Más de 1.450 unidades de puertas
– 3.360 metros cuadrados de vidrio.
– Cerca de 20.000.000 kilogramos de acero corrugado estructural
– Más de 10.000.000 kilogramos de acero estructural

La cubierta o “pluma” es el elemento estructuralmente más espectacular con 230 metros de longitud y más de 70 m. de altura mientras las dos “cáscaras”, que abrazan el edificio exteriormente, están construidas en acero laminado con un peso aproximado de 3.000 Tn. revestidas por el exterior con recubrimiento cerámico. Las dimensiones envolventes máximas del edificio teniendo en cuenta las formas curvas que las conforman son 163 m. de longitud y 87 m. de ancho.