Plan Delta / Paises Bajos: Oestercheldekering

El trabajo más ambicioso de los llevados a cabo dentro del Plan Delta, fué el del cierre del estuario oeste del rio Escalda (Oosterschelde), conocido como Oestercheldekering o Oestercheldedam.

Inicialmente se planificó una construcción a modo de presa, cerrando por completo el paso del agua salada al estuario. De hecho incluso se comenzó a construir de este modo, pero las numerosas protestas de la población hicieron que el proyecto fuese replanteado.

La causa de las protestas eran los cambios en el ecosistema del estuario que obviamente se producirían al cerrar el paso completamente al agua del mar, lo cual lo convertiría en una especie de gran embalse de agua dulce, modificando por completo los recursos pesqueros tradicionales de la zona.

Se optó entonces por construir, al menos en un tramo, una gran barrera de exclusas. Para facilitar esta tarea y albergar algunas instalaciones auxiliares se construyeron 2 islas artificiales a lo largo del tramo de cierre. La mayor de ellas se conoce con el nombre de Neeltje Jans.

Los trabajos comenzaron en 1976, y se terminaron en Junio de 1986, siendo inaugurados el 4 de Octubre de ese mismo año.

La barrera consta de 65 pilares de hormigón, entre los cuales se situan las puertas de acero, de 42 metros de ancho cada una. Los pilares de hormigón fueron prefabricados en tierra firme y posteriormente transportados hasta su emplazamiento.

La primera tarea que se llevó a cabo fué la preparación del terreno sobre el que se asentaría la barrera. Se realizaron una serie de estudios, que revelaron una gran debilidad del terreno.

Para compactar la franja donde se asentaría la barrera se utilizó un barco especial que se denominó con el nombre Mytilus (“mejillón”, foto superior). Desde este barco se compactó el fondo, utilizando unos tubos vibrantes que conseguían compactar la arena del fondo hasta 5 metros.

^^ © Rijkswaterstaat – Adviesdienst Geo-Informatie en ICT (AGI)

A ambos lados del hueco creado se situó una especie de alfombra de material sintético, y sobre esta, planchas de hormigón. Además de la compactación de la arena, el hueco que debía alojar los pilares de hormigón hubo de ser drenado de lodos, y posteriormente se ubicaron en ellos unos cajones que fueron rellenados con grava, a modo de colchón para los pilares. Las labores de colocación de dicha “alfombra” fueron llevados a cabo por el barco Cardium (“berberecho”, fotos derecha).

Las piezas más importantes de la barrera son los pilares, unos enormes bloques de hormigón que se fabricaron en tierra firme. Para ello se realizaron 2 grandes agujeros junto al agua, donde se construyeron los pilares. Para cada uno de dichos pilares fueron necesarios 7.000 metros cúbicos de hormigón.

Una vez construidos los pilares se abrieron los agujeros al agua, quedando aquellos parcialmente sumergidos. Esta operación se realizó en dos fases, para poder ir transportando pilares sin necesidad de haberlos construido todos. Cada remesa de pilares se tardó 2 años en construir.

^^ © Rijkswaterstaat – Adviesdienst Geo-Informatie en ICT (AGI)

Posteriormente fueron transportados a su emplazamiento en la barrera mediante el uso de un barco especial denominado Ostrea (ostra), el más impresionante de la “flota del delta”. Este barco en forma de U y dotado de unas enormes pinzas, se colocaba alrededor de cada uno de los pilares, desde donde podía elevarlos y transportarlos flotando hasta su ubicación final. Para el transporte se utilizaba además un barco de apoyo llamado Macoma (almeja)

^^ © Rijkswaterstaat – Adviesdienst Geo-Informatie en ICT (AGI)

Los pórticos elevadores de este barco tenían una capacidad de elevación de 10.000 toneladas, suficiente para, ayudados por la presión del agua, levantar parcialmente los pilares, de 18.000 toneladas y trasladarlos sin que tocasen el fondo durante el trayecto.

barrera schelde oesteUna vez colocados estos, se continuó la construcción de la barrera mediante la colocación de las compuertas, mecanismos y demás elementos. Finalmente se construyó la carretera que discurre sobre la barrera.

La barrera tiene una vida util estimada de 200 años, durante los cuales protegerá el estuario del rio Escalda de las mareas altas, dejando pasar solamente 3/4 partes del agua marina durante la pleamar.

Esta enorme barrera es reconocida como una de las mayores obras de ingeniería del mundo.

Al finalizar se colocó en ella una placa donde se afirma altivamente: “En este lugar, la marea es gobernada por el viento, por la luna, y por nosotros”.