Torre del Agua – Expo 2008, Zaragoza

De entre los muchos y buenos edificios que nos dejará la Expo 2008 de Zaragoza, destaca principalmente por sus dimensiones el de mayor altura, la torre del agua.

Se trata de un edificio de 73 metros de altura, cuya planta está inspirada en la forma de una gota de agua. Esta forma de planta, sus perfiles de traza diagonal y los parasoles que siguen las rampas harán que el edificio adopte formas muy diferentes en función del punto de vista desde el que se observe.

El edificio consta de dos zonas diferenciadas, el zócalo y la torre, con funcionalidades y aspectos diferenciados.

El zócalo estará formado por tres plantas, dos bajo rasante y una sobre rasante. Este área, de 3300m2, acogerá elementos relacionados con la lluvia, mostrados al público de diferentes formas (cortina de agua, fuentes, etc…)

La torre se levanta 70 metros sobre el zócalo, apoyada en un núcleo de hormigón. La fachada está formada por un muro cortina acristalado. Dentro se encuentra el denominado “Splash”, una escultura de 23 metros de altura que reproduce una salpicadura de agua, siendo una metáfora que representa “la llegada de la vida al Planeta”. Será uno de los principales iconos de la Exposición Internacional.

El diseño de esta torre corresponde al arquitecto vallisoletano Enrique de Teresa. Afirma que le hubise gustado elevarla un poquito más, pero que “para la función que tiene que cumplir en la expo tiene suficiente”.

El presupuesto de la Torre del Agua alcanzará los casi 43 millones de euros, una cifra que representa un 75% más de la estimación inicial prevista por ExpoAgua de 24 millones.