Ampliación del Parque de las Ciencias, Granada / Carlos Ferrater y Jiménez Brasa Arquitectos

La cuarta fase de la ampliación del Parque de las Ciencias de Granada es producto de un concurso restringido por invitación, que ganan en colaboración Carlos Ferrater y Jiménez Brasa Arquitectos (Eduardo Jiménez Artacho y Yolanda Brasa Seco). La creación de las nuevas instalaciones implica la duplicación del espacio (la ampliación incluye 35.000 metros cuadrados) y la urbanización hasta los límites con el río Genil. El edificio alberga auditorios, pabellones como el Tecnoforo, Macroscopio, Biodomo, Al-Andalus, además de espacios para exposiciones permanentes y temporales. El conjunto pretende convertirse en un referente internacional.

vista de la entrada del parque de las ciencias

El estudio granadino Jiménez Brasa mantiene una estrecha colaboración desde hace años con el arquitecto catalán Carlos Ferrater a través de la participación en concursos. El equipo ya ganó el primer premio para la rehabilitación del Cuarto Real de Santo Domingo, también en la ciudad, y con este nuevo concurso demuestra los buenos resultados de esta forma de trabajo.

vista aérea del complejo
etringita

En una zona de crecimiento de la ciudad, inconexa, y con límites poco definidos, el proyecto se plantea como una gran cubierta única que dota al espacio de una cualidad de continuidad. Flotando sobre el plano inclinado del terreno se crea una nueva topografía. En esta cubierta van apareciendo unas inflexiones, plegándose en determinados puntos, de modo que el edificio construido se asemeja a una mano abierta que alberga entre sus dedos las diferentes piezas del programa. Los planos de cubierta generan en su interior grandes recintos cerrados que quedan intercomunicados bajo el espacio continuo.

vista del parque de las ciencias con la sierra nevada al fondo

Las diferentes cajas del programa dejan entre sí una serie de espacios abiertos que estructuran las relaciones con las diversas actividades del parque, tanto interiores como exteriores. Estos espacios de comunicación se iluminan gracias a la luz que penetra por unos enormes lucernarios que aparecen en los pliegues que forman los planos inclinados.

En un ejercicio de abstracción, la forma de la cubierta recuerda a la de la sierra de Granada, visible desde la zona.

cubiertas del edificio principal

La malla de la cubierta se resuelve con una estructura tridimensional de doble capa que da solución a la ubicación de las intalaciones y al drenaje. Entre los pliegues se levantan las crestas de los lucernarios como continuación de la estructura principal. El tratamiento de las fachadas ayuda a crear la imagen de una continuidad de planos. Los paneles de fachada se abren para permitir la entrada de luz. Mientras, el interior da una sensación de luminosidad y se trata con acabados en madera.

El edificio fue inauguradao el pasado día 3 de noviembre en un acto que presidieron los Príncipes de Asturias.

paneles

detalle de la fachada

interior parque de las ciencias
cc by: DraXus

Desde la reciente apertura de las nuevas instalaciones, el Parque de las Ciencias se ha decidido por involucrarse estrechamente con la arquitectura, no sólo por su propio diseño arquitectónico. Su auditorio acogió el dia 11 de noviembre el acto de apertura oficial del curso de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Granada, contando con una lección inaugural a cargo del arquitecto Josep Llinás bajo el título de “obra reciente”. Además, dentro del pabellón Tecnoforo, podrá verse la exposición Concursos de Arquitectura con Participación del Jurado (CAPJ) 2002-2006, abierta hasta el 31 de enero de 2009. La muestra presenta una serie de 30 concursos de ideas de arquitectura con jurados cualificados en Andalucía. Una de las obras expuestas es el proyecto de la propia ampliación del Parque de las Ciencias, por lo que el edificio, dentro de su programa expositivo y de divulgación, nos da la posibilidad de conocer como fue gestado.