El nuevo “Tunel de la risa”, Madrid

Desde mediados del pasado siglo existe en Madrid una infraestructura destinada a comunicar las dos estaciones ferroviarias más importantes de la capital: Atocha y Chamartín. Se trata de un tunel que discurre bajo los paseos de El Prado, Recoletos y La Castellana, y que recibe su nombre popular de una atracción de feria muy de moda en los años en los que se inició la obra (1933). Dicha atracción consistía en un tubo que giraba en su eje longitudinal por el cual la gente intentaba cruzar sin caerse. Los críticos con el gobierno de la época dieron ese nombre al tunel y de esa forma ha perdurado hasta nuestros dias.

Hace unos años comenzaron las obras de un segundo tunel, destinado a descongestionar el actual. El nuevo parte igualmente de Atocha y, pasando por Nuevos Ministerios, finaliza en Chamartín, pero con la diferencia de que en su tramo inicial circula más al oeste, pasando por Sol y Alonso Martinez.

A través de este nuevo tunel se desviarán las lineas C3 (Aranjuez) y C4 (Parla) de Cercanías Renfe, con lo que se espera evitar una enorme cantidad de transbordos de los usuarios de estas líneas en la estación de Atocha (50% de los trasbordos a otros cercanías y 40% a la red de Metro).

Los siguientes gráficos nos muestran la situación antes de la obra:

diagrama situacion anterior tunel atocha chamartin

y después: (donde pone 2007 imaginemos que pone 2008 )

diagrama mejoras tunel de la risa

El tunel se acaba de inaugurar, aunque las estaciones intermedias, con mucho retraso acumulado, aún no entrarán en funcionamiento.

Aún resta la construcción de un tercer tunel bajo las calles Alfonso XII y Serrano, destinado a la conexión de alta velocidad entre Atocha y Chamartín.