Las obras del (CICCM) comenzarán en septiembre, Madrid

La primera fase de las obras de construcción del Centro Internacional de Convenciones Ciudad de Madrid (CICCM) comenzará el próximo mes de septiembre. Madrid Espacios y Congresos, empresa que gestiona la obra, ha contratado a INTEMAC mediante concurso para los servicios de reconocimiento del terreno y el estudio geotécnico para la ejecución de las obras de vaciado y pantallas perimetrales. La ejecución de la obra se llevará a cabo según el proyecto básico de los arquitectos Emilio Tuñón, Luis Moreno Mansilla y Matilde Peralta del Amo.

Centro Internacional de Convenciones Ciudad de Madrid

Con una superficie de 33.326 metros cuadrados, estará situado junto a las cuatro torres del paseo de La Castellana. El proyecto, titulado “Madrid, donde no se pone el sol”, establece estrategias de convivencia con los rascacielos por medio de la escala y la forma. Esta gran estructura vertical de perfil circular tratará de relacionarse de igual a igual con el nuevo skyline de la capital.

El conjunto propuesto para el Centro Internacional de Convenciones se organiza como una gran estructura luminosa de diferentes plantas, apiladas dentro de una gran torre circular. El edificio se construirá como una gran figura cilíndrica sobre un basamento. La figura cilíndrica, en posición vertical está configurada por dos grandes superficies levemente convexas y abiertas a oriente y poniente. El nivel de acceso se configura en torno a un gran vestíbulo de 21 metros de altura libre, desde donde se podrá llegar a las diferentes plantas. La reorganización topográfica del terreno permite construir el basamento, una superficie horizontal alargada en cuya cubierta se realizará un auditorio al aire libre, de capacidad aproximada para mil personas.

La nueva infraestructura incluye tres auditorios y tres plantas de exposiciones flexibles. Éstas últimas, con una superficie de 15.850 metros cuadrados, acogerán todo tipo de eventos. El edificio se corona con un restaurante-mirador con vistas a la sierra madrileña, que podrá funcionar de forma independiente con acceso al público desde el exterior.