Parque de la Gavia, Madrid / Toyo Ito

El Parque de la Gavia, es un auténtico sistema ecológico en el que la tierra y el agua crearán un oasis del que se beneficiarán los más de 65.000 vecinos del distrito de Villa de Vallecas y, especialmente, los 80.000 que en el futuro residirán en el nuevo desarrollo urbano del Ensanche de Vallecas.

render parque de la gavia toyo ito en vallecas

Se crearán además 32.500 metros cuadrados de zonas con arbustos, 24.800 de caminos y espacios transitables y otros 2.000 de láminas de agua.

SUPERFICIE DEL ÁMBITO DE ACTUACIÓN DE LA I FASE: 190.842 M2
SUPERFICIE TOTAL DEL PARQUE: 394.612 M2
PERÍMETRO DEL ÁMBITO DE ACTUACIÓN DE LA I FASE: 2.962 ML.
Nº ARBOLES A PLANTAR: 1.936
SUPEFICIE DE ARBUSTOS: 32.500 M2
SUPERFICIE DE CAMINOS Y AREAS TRANSITABLES: 24.800 M2
SUPERFICIE DE LAMINAS DE AGUA: 2.035 M2
SUPERFICIE WATER TREE: 1.463 M2

plano del parque de la gavia

El diseño, del arquitecto coreano Toyo Ito, propone tres objetivos fundamentales:

En primer lugar, recuperar y potenciar la función del arroyo de La Gavia y de su valle como corredor ecológico y conexión entre la campiña y el río Manzanares.

En segundo lugar, remodelar la topografía de la zona, recreando las formas originales, definidas por una secuencia de lomas encadenadas y escalonadas, que, además, se aprovechan como base de un innovador sistema de depuración de agua.

Por último, promover la biodiversidad proyectando al futuro las tradicionales relaciones agrícolas y de ocio que existieron entre el arroyo y los vecinos de Villa de Vallecas, convertidas, ahora, en un factor de reequilibrio medioambiental del Ensanche.

maqueta del parque de la gavia en Madrid

El agua, que ocupará un tercio de su superficie, es la protagonista del parque de La Gavia que, al mismo tiempo, pretende ser un espacio educativo abierto en materias como la reutilización y depuración, los ecosistemas acuáticos o el valor estético y paisajístico del agua. Para asegurar su aporte se ha previsto un circuito hidráulico capaz de autodepurar sus aguas pluviales y afinar la calidad del riego mediante los denominados árboles de agua , que integran un sistema natural de tratamiento anaeróbico. De esta forma, el parque de La Gavia se situará en vanguardia en la utilización del agua reciclada para la creación de hábitats fluviales y humedales.