Plaza de España, S.C. de Tenerife / Herzog & De Meuron

La Plaza de España de Santa Cruz de Tenerife recientemente remodelada acaba de ser reabierta al público tras 3 años de trabajos. Las obras de remodelación que abarcan unos 36.160 m2 han supuesto una inversión de 19 millones de euros. Los encargados de dicha remodelación han sido los arquitectos suizos Herzog & De Meuron quienes han dotado a este enclave de un aspecto innovador y vanguardista.

El proyecto de Herzog & De Meuron ha respetado y reformado edificaciones ya existentes, como es el caso del Monumento a los Caídos y La Alameda del Duque de Santa Elena. En esta última se ha reconstruido el histórico pórtico frontal, que data de 1787.

Unos de los elementos más llamativos de la nueva Plaza de España son los jardines verticales ubicados en las fachadas de dos de los tres pabellones que se han creado. Estos han sido diseñados por el paisajista francés Patrick Blanc. Se trata de un sistema de ornamentación que se identifica por su vistosidad pero que, además, tiene un efecto de aislamiento térmico que contribuye a minimizar el consumo energético ya sea en invierno como en verano, suministrando un sistema natural de enfriamiento.

El lago, situado en el centro de la plaza también es otra de las novedades. De estructura circular y con 2.500 metros cúbicos de capacidad y 90 centímetros de profundidad, irá cambiando de dimensiones según avanza el proceso de llenado y vaciado. Un géiser de agua dulce de 30 metros de altura emergerá ocasionalmente.

Las luminarias también tienen su protagonismo en la nueva Plaza de España. De policarbonato en tres tamaños diferentes han sido colgadas de las catenarias, de esta forma quedan entretejidas entre los árboles y los restantes elementos de la obra a dos alturas diferentes dando sensación de ser gotas de lluvia cayendo sobre una telaraña.

El cambio de imagen que ha adquirido esta zona es tan solo el principio de una amplia renovación estética y urbanística que se realizará en los próximos años en una superficie de 200.000 m2 aledaña al puerto de Santa Cruz de Tenerife, ya que se prevé crear una vasta zona de instalaciones e infraestructuras de ocio, esparcimiento y restauración, entre ellas el Muelle del Carnaval.