Villa Olímpica Madrid 2016 – Concurso Internacional de Ideas

Ayer se dieron a conocer los proyectos ganadores del concurso para la villa olímpica de Madrid en su candidatura 2016. El premio ha recaido en dos proyectos: “12 bloques 12 torres”, de los arquitectos Jorge Javier Camacho y María Eugenia Macía Torregrosa, y “Family Tree”, suscrito por Fernando García Pino y Manuel García de Paredes, que se han proclamado ganadores del Concurso Internacional de Ideas convocado por el Ayuntamiento de Madrid.

El primero se encargará del trazo de la zona residencial de la Villa. El segundo, de la zona de servicios.

Al concurso se presentaron 41 proyectos para la zona residencial y 15 para la zona de servicios. Junto a los premiados se han otorgado cinco menciones, dos en el caso del diseño para la zona de servicios y tres para el área residencial.

El proyecto ganador para la zona residencial de la Villa Olímpica “12 bloques 12 torres” plantea una tipología híbrida entre torre y bloque abierto. Se crearán cuatro manzanas con tres unidades bloque-torre cada una, con una gran permeabilidad entre los espacios libres comunes, favoreciendo la generación de zonas estanciales. Además la distribución de bloques y torres responde a criterios de máximo soleamiento y ventilación.

Habrá dos tipos de viviendas: de un dormitorio en las torres y de dos en los bloques. La disposición de la vivienda se organiza en torno a un gran espacio de usos de estar/cocina y dormitorios. Los espacios habitables estarán orientados fundamentalmente al sur y los accesos, cocinas y aseos al norte.

El proyecto propone la creación de filtros solares naturales mediante la plantación de pantallas de arbolado de hoja caduca que permitan mayor sombra en verano y más soleamiento en invierno. Además también contará con amplios espacios verdes donde plantar especies autóctonas.

También se propone la instalación de paneles fototérmicos vinculados a las fachadas y de paneles fotovoltaicos en las cubiertas para la iluminación de las zonas comunes.

El proyecto ganador para la Zona de servicios “Family Tree“, se ha ideado de forma que las necesidades variables a lo largo del tiempo tengan cabida desde el principio. Todos los edificios del área de actuación: edificio de acceso, hotel, policlínica, centro logístico y dársena son diferentes y están ajustados a los usos para los han sido pensados pero, a la vez, permitirán los ajustes necesarios a las particularidades específicas que cada uno desempeñe en el conjunto.

Se apuesta por la integración de las zonas verdes con los edificios y se potencia la circulaciones de peatones, estableciendo como prioritarias las que se sitúan paralelas al movimiento del agua en la zona de los estanques de tormentas, permitiendo el cruce por varios puntos en sentido transversal para que las distancias se puedan cubrir a pie. Estas circulaciones peatonales llegan incluso a incorporarse al interior de los edificios.

Edificio de acceso, entrada y aparcamiento

En él se situarán los centros de acogida de prensa, visitantes y recepción de deportistas, en un solo nivel al que se añadirá la zona comercial ligada a la plaza Olímpica, punto de encuentro de la Villa.

En un nivel superior se situará el Centro de Investigación y difusión del Deporte. Este espacio supone una plaza pública en altura que se extiende a la ya existente en el interior del propio recinto y que se mantendrá como legado a la ciudad, una vez finalizados los Juegos.

Los aparcamientos pérgola-huerta-solar servirán como antesala de acceso al edificio y contarán con pavimentos que permitan el paso del agua y el crecimiento del césped.

Hotel y comedor

El hotel, de mayor altura que los edificios residenciales de la Villa Olímpica, tendrá en el lado norte de la planta baja las zonas de museo, accesos, recepción y control. El lado sur, con dos cuerpos de dos plantas acogerá los comedores principales para los juegos. Sobre el vestíbulo principal se situarán espacios diversos de carácter público, zonas de descanso, de juegos, piano-bar o las suites de gran tamaño con terraza interior sobre el vestíbulo. En la última planta se localizará un restaurante desde el que se podrán contemplar las instalaciones de la Villa y el Anillo.

La construcción de los edificios se regirá por criterios de rendimiento y sostenibilidad energética. Así, las fachadas más expuestas al sol se construirán, al menos en un 60%, con elementos que sirvan para proteger del sol y al mismo tiempo para captar energía.

Policlínica

Con forma de prisma rectangular y cuatro plantas, sitúa la zona de accesos, recepción y emergencias en la planta baja, las consultas generales en las dos primeras plantas, las consultas de especialidades en el siguiente nivel y la zona de fisioterapia con piscina de rehabilitación en la última planta.

Centro logístico

Acogerá el parque móvil de la Villa y el centro de servicios de la misma en una nave de 15 de metros de altura. Mediante un sistema de cubriciones albergará las partes del muelle de descarga y zonas de aparcamiento temporal para carga y descarga del centro.

Dársena de autobuses

Punto de intercambio entre el interior y el exterior del recinto, una vez desmontada la Villa Olímpica podrá seguir funcionando, unida al parque lineal, como zona de sombra donde celebrar actos.