Biblioteca Nacional de Kazajistán, Astana / BIG

El estudio danés de arquitectura BIG se alza con el primer premio del concurso internacional abierta del diseño para la nueva biblioteca nacional de Kazakhstan que incluyó 19 participantes, entre los que figuraban arquitectos de renombre como Norman Foster y Zaha Hadid.

El diseño ha sido definido por el jurado como una aproximación vanguardista al clásico vocabulario con el que se resuelve la tipología de biblioteca tradicional. La disposición circular del archivo y su núcleo interior combinan la claridad de una organización lineal con la conveniencia de una infinita cinta de Moebius bajo la que se distribuyen 30.000m2.

Infografía nocturna

La cinta de Moebius une dos estructuras relacionadas: el círculo perfecto y la espiral pública, para crear un edificio que se transforma, pasando de una organización horizontal, donde la biblioteca expone y mantiene las funciones situadas unas junto a otras, a una organización vertical, donde las funciones se apilan unas encima de otras a través de una distribución diagonal que combina la jerarquía vertical, la conectividad horizontal y las líneas visuales diagonales. Algo que llama la atención es la relación entre la envolvente y la estructura interna, generandose grandes vacios internos.

Los 33,000 m2 de la biblioteca están concebidos como una simbiosis de urbanismo y naturaleza. Al igual que Astana está emplazada en el centro del continente asiático, la biblioteca se integra en el centro de un reinventado paisaje asiático. El parque que rodea al edificio está diseñado como una biblioteca viviente de árboles, plantas, minerales y rocas que permiten a los visitantes experimentar un ejemplo del paisaje natural de Kazakistán.