Digital Media City Landmark Tower, Seúl / SOM

La oficina neoyorkina del estudio Skidmore, Owings and Merryl ha presentado el diseño de un nuevo super-rascacielos salido de su factoría.

Se trata de una gran torre de usos terciarios que se ubicará en el borde oeste de Seúl, al norte del rio Han, alejado del centro financiero de la ciudad, pero que actuará como un gran hito en la puerta de entrada a la ciudad desde el aeropuerto de Incheon.

La Digital Media City Landmark Tower (DMC) será la primera de un conjunto de superrascacielos que serán construidos en los próximos años en Seúl y que tienen como motivación enviar al mundo el mensaje de una Corea convertida en una gran potencia económica y su protagonismo en el escenario internacional del siglo XXI.

La torre, que medirá 640 metros y tendrá 133 plantas, tendrá un diseño de formas suavemente curvadas y transiciones suaves entre las diferentes caras de la fachada, dotadas de parasoles en diferentes orientaciones para proteger las oficinas de la luz solar excesiva dependiendo de la hora en la que recibe luz cada cara.

La coronación del edificio, que contará con una estructura metálica y una antena que le permitirá alcanzar la altura mecionada anteriormente, permitirá también la captación de energía eólica y solar, mediante los correspondientes equipos al efecto. Estos sistemas ayudarán al abastecimiento energético de la torre, que no obstante y debido a sus dimensiones no podrá ser autosuficiente.