Inaugurada la remodelación de la Plaza de Colón

Las obras en la plaza de Colón y Recoletos han terminado. El alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, ha inaugurado la nueva configuración de un espacio donde el Ayuntamiento ha actuado sobre 48.000 m2 gracias a los 11,7 millones de euros del FEIL. Los peatones le han ganado al tráfico 2.000 m2 al duplicarse el ancho de la acera entre Prim y Colón y disfrutan de 169 árboles más, 7.524 m2 de pradera y de un renovado mobiliario con 75 bancos, 170 farolas y 14 marquesinas de autobús. También se ha reforzado el carácter de paseo al reordenar el tráfico para mantener un carril continuo de transporte público en sentido Norte y Sur y eliminar el paso subterráneo de la Biblioteca Nacional, último vestigio en esta zona del predominio del automóvil sobre el peatón.

La emblemática estatua de Colón, obra de Jerónimo Suñol y que había sido desplazada a los Jardines del Descubrimiento en los años 70 por la presión del tráfico, regresa hoy a su lugar original, a favor de una convivencia entre el peatón, el transporte público y el tráfico. “Se restablece así el carácter de glorieta central con escultura que jalona el eje Recoletos-Prado, con Atocha, Neptuno y Cibeles, reconstruyendo una identidad urbana en la que una intersección no es un mero cruce de tráfico, sino un punto singular depositario de la memoria de la ciudad, lo que consolida el papel simbólico de Madrid como capital”, ha declarado el alcalde.

Eje Recoletos-Prado

Con esta actuación, la mitad del eje Recoletos-Prado está ya terminado. Ruiz-Gallardón, ha destacado el avance, pese a las dificultades, de este importante proyecto diseñado por Álvaro Siza y por Hernández de León y su equipo, ganadores todos del concurso internacional de ideas fallado en 2002. A la remodelación de Colón se unen las obras ya terminadas en la calle Felipe IV frente al Prado, y en Atocha; las realizadas anteriormente en Moyano, plaza de las Letras, Caixafórum, el entorno del Prado y el Centro de Información Cultural de Colón, y las que se están llevando a cabo en Serrano y en la plaza de Las Cortes. “Sólo queda actuar en la zona declarada Bien de Interés Cultural, en fase de evaluación ambiental ante la Comunidad de Madrid, y tan pronto se acabe ese proceso, se aprobará el Plan de ordenación de ese ámbito y se redactarán los proyectos de obra”, anunció.

“Lo que se propone el Ayuntamiento -afirmó el alcalde- es lo que pueden ver aquí los madrileños: una remodelación respetuosa con el patrimonio, con una sólida base histórica y un diseño de calidad orientado a ampliar aceras, arbolado y zonas verdes, así como a mejorar itinerarios peatonales. Nada más nítido que mostrar al ciudadano lo que hemos hecho para que todos sepan lo que queremos hacer”.

Ruiz-Gallardón ha calificado esta actuación de “momento histórico en el desarrollo de la cultura urbana” y señaló que Madrid, como tantas ciudades europeas, estaba sometida a la prioridad del tráfico, con la consiguiente especialización del espacio público a su servicio. “El nuevo paradigma que estamos impulsando corrige ese desequilibrio, y centra su esfuerzo en la calidad de vida de los ciudadanos así como en la capacidad de Madrid para competir en aquellos ámbitos que conforman la nueva economía: la creatividad, la innovación, el diseño, la sociabilidad. Esto no supone la negación del automóvil, sino el reparto del espacio de todos, para alcanzar un equilibrio que no sólo mantenga el pulso económico y de movilidad, sino que lo haga más fluido y sostenible”.

También ha tenido palabras para los autores del proyecto. “La apertura de la remodelación acometida en Recoletos y Colón demuestra que, cuando hay talento y compromiso, esa dificultad se puede superar. El talento, por supuesto, le corresponde a Álvaro Siza, así como a Hernández de León y a su equipo, y el compromiso, a una ciudad que respalda la reforma y la está sacando adelante, y cuyo consenso se expresa hoy en la presencia de los portavoces de los grupos municipales”.

“Vamos a seguir trabajando ­-concluyó- para que esta gran transformación se extienda cuanto antes al conjunto del proyecto Recoletos-Prado, como quiere todo Madrid”.