Infraestructuras de transporte público en la Prolongación de La Castellana, Madrid

El plan de prolongación del Paseo de La Castellana (Operación Chamartín), el principal eje de negocios de Madrid, plantea grandes retos en cuanto a las infraestructuras de transporte, tanto para dar solución a los actuales problemas en la zona norte de la capital, como para atender las necesidades que la propia operación generará.

Las actuaciones en este sentido abarcarán entre otras cuestiones el transporte público con obras de metro y metro ligero, autobuses, ferrocarril e intercambiadores.

Metro y metro ligero: La propuesta inicial del plan parcial incorpora una linea de metro bajo el eje de la Castellana. Dicha linea se materializará como una prolongación de la actual linea 10 desde la estación de Chamartín, a lo largo de aproximadamente 4.400 metros y con 5 nuevas estaciones. Estas estaciones se ubicarán en puntos en los que puedan proporcionar la mejor cobertura, a la vez que posibiliten la intermodalidad con otros medios de transporte. Tendrá un coste de 207 millones de euros (aproximadamente).

Nueva_linea10_de_metro Cobertura_metro_y_cercanias
Linea10_Castellana0 Linea10_Castellana1 Linea10_Castellana3_2
Linea10_Castellana4 Linea10_Castellana5 Linea10_Castellana5b

El tramo actual de la linea 10 a partir de Chamartín se integrará en la actual Metro Norte, dando lugar a una linea independiente. En dicha linea además la estación de Begoña sufrirá algunas modificaciones debida su ubicación en el nudo norte, como son la implantación de una nueva salida en el lado este de la Castellana y la reubicación de la actual salida de San Modesto.

En cuanto a metro ligero, la actual linea ML1 sería prolongada desde Las Tablas hasta la zona de Montecarmelo.

Autobuses: La operación será atravesada por diversas lineas de la red EMT dando continuidad y mallado a la misma en esta zona. Asimismo, la Prolongación de La Castellana contará con dos plataformas reservadas para autobuses, una en cada sentido, hasta el punto central de la prolongación (Cruce Castellana – Herrera Oria).

Seccion_nueva_castellana_carril_bus
Ferrocarril: El ferrocarril es sin duda la infraestructura más relevante de la operación, que de hecho nace de la necesidad de incorporar los terrenos que rodean la estación y las vias a la trama urbana, así como de reparar la “herida urbana” que suponen las vias en su forma actual.

La actuación que concentra el mayor gasto de la operación es la cubrición de las vias férreas en la zona de Chamartín, liberando un ingente espacio urbano que será ocupado por parques y espacios públicos. Su coste será de alrededor de 820 millones de euros.

Estructura_sobre_vias_y_m30 Eliminación_barrera_urbana_ferrocarril

La estación de viajeros de Chamartín será objeto de una enorme remodelación y ampliación. Su capacidad será ampliada para dar cabida a los nuevos sevicios de alta velocidad del norte y noroeste del país, así como otros con destino al aeropuerto, Aragón o Cataluña, además de las circulaciones que lleguen a través del nuevo tunel UIC que unirá esta estación con la de Atocha, al sur de la ciudad. El número de vias crecerá desde las 21 existentes hasta 32.

Ampliacion_vias_de_Chamartin

La terminal se dividirá en dos, para salidas y llegadas, y los actuales vestíbulos del servicio de cercanías se remodelarán para adecuarlos a la nueva capacidad y calidad demandada.

La estación mejorará su accesibilidad mediante cuatro fachadas que dispondrán de todos los servicios necesarios para actuar como una verdadera puerta de entrada a la ciudad para los viajeros de llegada.

La red de trenes de Cercanías contempla la reforma de las lineas de cercanías C1, C7 y C10 en su salida norte, con el traslado de la actual estación de Fuencarral hacia el sur y la construcción de una nueva estación más al norte. Además se considera parte del plan la actual obra de comunicación por Cercanías de Chamartín con el Aeropuerto de Barajas.

Por otra parte, los ferrocarriles regionales, de largo recorrido y alta velocidad acumularán actuaciones como el nuevo tunel UIC entre Atocha y Chamartín, acceso en tren de alta velocidad al Aeropuerto de Barajas, acceso UIC al Centro de Tratamiento Técnico y ampliación de las instalaciones ferroviarias complementarias.

Intercambiadores: Esta operación urbanística contará con 2 grandes centros de intercambio modal de transporte público: Estación de Chamartín, con Cercanías, Regionales, Largo Recorrido, Metro y estación de autobuses); y Fuencarral Norte, que integrará Cercanías, Metro, Metro Ligero y autobuses urbanos.

En resumen, toda una batería de actuaciones de mejora para la zona y en general para la ciudad, que esperemos sean suficientes para el gran crecimiento poblacional y de personal laboral que conllevará la creación de este nuevo CBD en Madrid.