Material composite de cáscara de almendra Duralmond

Duralmond es un material composite que se obtiene al mezclar resinas sintéticas y naturales, cáscara de almendra triturada y otros aditivos.

La cáscara de almendra contiene lignina y celulosa, que son los componentes básicos de la madera. Esto hace que los objetos fabricados con Duralmond tengan un comportamiento y unas propiedades similares a la madera, pero fabricados con tecnología y sistemas de moldeo del mundo del plástico.

revestimiento restaurante^^ Ejemplo revestimiento

Tras un proceso de polimerizaciòn y sometiendo la pasta a determinadas condiciones de presión y temperatura dentro de un molde, esta se transforma en objetos rígidos y terminados, adoptando del molde formas y texturas que dan lugar a originales plafones decorativos.

De esta manera se convierte un residuo vegetal como la cáscara de almendra, en una serie de objetos biodegradables y reciclables, que al ser fabricados por técnica de moldeo pueden adquirir formas y mimetizar texturas.

Características principales:

Material mimético: Adopta la forma del molde así como la textura con una gran precisión.

Densidad variable: Con la misma pasta, se pueden obtener objetos de densidad muy variable, en un rango que va desde 175 gr/ltro hasta 700 gr/ltro.

Resistencia mecánica: El material presenta una resistencia mecánica variable en función de la densidad que tenga. Con gran densidad el material es muy duro y resistente al golpeo y a la abrasión, y con densidad muy baja es menos resistente pero más elástico y menos pesado. Con el material en una densidad media conseguimos unos parámetros muy adecuados para poder trabajar con el mismo con resultados óptimos en cuanto a corte, lijado, taladrado, atornillado o clavado.

Solidez a la intemperie: Es prácticamente inalterable a la acción del sol y totalmente impermeable al agua.

Humedad: El “duralmond” es absolutamente hidrófugo. De hecho con él se están fabricando bañeras, lavabos, platos de ducha, etc…

Comportamiento con el fuego: Se fabrica en variaciones de comportamiento desde M4 hasta un M1 según la Norma Básica de Edificación Española.

Aislamiento: La resina en su polimerización crea unos microporos en el interior, que hacen que sea un perfecto aislante tanto térmica como acústicamente. Debido a sus formas, normalmente curvas, los revestimientos tienen un efecto disipador del sonido y antireververación.

Material ecológico: El hecho de aprovechar un residuo vegetal, no originar ningún tipo de residuo sólido, líquido o gaseoso en su fabricación, y ser un material biodegradable y reciclable, hace que podamos considerar el material como ecológico, y evita la tala de arboles en cuanto que puede ser un sustituto de la madera.

Resistencia contra el ataque de xilófagos y otros agentes bióticos: No atrae la acción de termitas, carcomas, hongos de pudrición, insectos de ciclo larvario, ni favorece el anidamiento de roedores u otros insectos.

Limpieza: Resiste la acción de casi todos los productos de limpieza que se usan en el hogar, y por supuesto el agua.

Uno de los campos en el que más se está usando este material es el de las celosías a medida que han sido usadas ya en varios proyectos arquitectónicos con buenos resultados.

Ejemplos celosías:

celosía exterior

celosía interior

Ejemplos revestimientos:

imitación metálico auditorio

ondulado interior

piedras atlántico exterior

El material está fabricado por la empresa española Revestimientos y Techos Duralmond, S.L. con base en Lorquí (Murcia).