Museo Memoria de Andalucía, Granada / Alberto Campo Baeza

El edificio del Museo de la Memoria de Andalucía se sitúa en una parcela anexa a la sede central de Caja Granada, obra del mismo arquitecto y que ha sido merecedora de diversos premios y reconocimientos y objeto de críticas al mismo tiempo. El nuevo edificio propone una continuidad formal y arquitectónica con este último y supone la aportación de un conjunto arquitectónico de vanguardia para la ciudad de Granada con valor artístico en sí mismo. La maqueta del conjunto fue expuesta en el Museo de Arte Moderno MOMA de Nueva York en una muestra sobre la arquitectura española. El museo, junto con la sede central, el Parque de las Ciencias (se habló de sus nuevas instalaciones en un artículo anterior) y el futuro Teatro de la Ópera conforman una manzana que será referente del arte y la cultura en la ciudad.

vista general

Las obras, que han seguido un buen ritmo desde que comenzaron en 2006, están prácticamente terminadas a falta de pequeños detalles y se espera abrir las puertas del centro en mayo de 2009.

El edificio se compone básicamente de dos piezas. Una primera pieza horizontal a modo de podio cuyo plano superior coincide con el cuerpo bajo del podio de la sede de Caja Granada. A ésta, se contrapone una segunda pastilla vertical que se levanta con una altura y anchura iguales a las del edificio principal de Caja Granada, como si fuese una locha desgajada y desplazada del Cubo.

infografias del edificio

El cuerpo horizontal, de 60×120 metros, se desarrolla en tres plantas, dos de ellas bajo rasante, y alberga el programa del museo en sí. En el centro de esta pieza nos encontramos con el núcleo de comunicaciones, uno de los elemento más representativo del proyecto. Se trata de un patio elíptico, cuyo diámetro es igual al del patio del Palacio de Carlos V en el recinto de la Alhambra, en el que se levantan unas rampas circulares que van conectando los distintos niveles. Aunque en el proyecto original y en la maqueta no se conocía (o no se explicaba) exactamente cómo funcionaba la estructura de estas rampas, su construcción se ha llevado a cabo mediante la colocación de pilares sobre los que se van apoyando las losas de las rampas.

foto de la maqueta e infografía

El cuerpo vertical, como otro elemento representativo, es una especie de edificio pantalla que se levanta unos 49 metros sobre el suelo, con apenas 4 metros de grosor, y cuya fachada exterior se muestra completamente ciega hacia la autovía de circunvalación de Granada. Se trata de una pantalla (de las más grandes de España) sobre la que se proyectarán imágenes fijas (no en movimiento por motivos de seguridad para el tráfico). Este edificio pantalla, denominado Puerta de las Culturas para evocar su vocación social y cultural, albergará la mediateca, además de las oficinas y dependencias administrativas del museo. En su última planta acogerá un restaurante mirador con unas increíbles vistas sobre la ciudad y la vega.

cuerpo vertical del conjunto

El programa contará con una programación permanente de talleres y espacios multimedia con numerosas actividades culturales. También contará con un espacio escénico multifuncional y un amplio recinto para la organización de exposiciones temporales que permitirá la exhibición de obras de gran formato.

fachada interna del cuerpo vertical

El centro cuenta con avances tecnológicos importantes como pantallas de 60 metros de largo, pantallas interactivas o la grada retráctil que permite convertir el auditorio de 500 localidades en una gran sala de exposiciones.

vista panorámica

En su diseño se han tenido en cuenta criterios de sostenibilidad. El propio uso del hormigón como material principal, cuyos costes energéticos y naturales son inferiores a otros materiales, o la configuración del edificio, en su mayor parte soterrado, son algunas de estas medidas.