Nuevo puente sobre el Miño, Lugo (España)

La ciudad de Lugo contará con un nuevo puente sobre el rio Miño, que permitirá mejorar los accesos y salidas del casco urbano desde el Oeste de la ciudad, sustituyendo en esta función al antiguo puente romano que soportaba altas intensidades de tráfico.

infografía del nuevo puente fluvial

El proyecto, cuya inversión prevista asciende a 25 M€, pretende lograr la máxima integración ambiental y urbana en el singular entorno del río Miño a su paso por la ciudad de Lugo y mejorar decisivamente la permeabilidad y la movilidad entre ambas márgenes de la ciudad.

La topografía de la zona en la que se ha proyectado el puente obedece a una zona periurbana de gran pendiente que discurre hasta el cauce del río Miño. La zona de la margen derecha cuenta con una pendiente suave hasta la llanura de inundación del río, intercalada por zonas de cultivos.

La longitud total del nuevo puente metálico es de 195 metros, distinguiéndose dos tramos: uno de 95 metros de longitud sobre el cauce del río Miño, con una tipología estructural de arco parabólico con tablero inferior, y otro, de 100 metros, que es un viaducto de acceso al puente arco, con un esquema estructural tipo viga-cajón con dos vanos de 50 metros de luz y cuya principal función es la de minimizar la ocupación de los terrenos en la ladera derecha del río, permitiendo la máxima permeabilidad en esta zona.