Sede corporativa del Correo Oficial de la República Argentina / B4FS

El equipo de arquitectos B4FS, con sede en Buenos Aires, ha resultado ganador del concurso de arquitectura llevado a cabo para la construcción de la nueva sede corporativa del servicio de correos de Argentina.

b4fs-csc-diurna1

Reproducimos un extracto de la memoria de los propios autores:

Esta propuesta para la Sede Corporativa del Correo Oficial pretende encuadrarse claramente en nuestra contemporaneidad a partir de una idea arquitectónica marcada desde el inicio de su concepción por parámetros de sustentabilidad bio-ambiental y materialidad afín a nuestras tecnologías productivas.

La clave de este proyecto, más allá de las consideraciones de conectividad funcional -que entendemos resueltas dentro de las exigencias programáticas- está en asumir la posibilidad de mejorar la calidad ambiental de los espacios de trabajo y a la vez bajar los costos operativos típicos para edificios de esta dimensión y emplazamiento.

Las exigencias programáticas determinan la generación de una torre corporativa y de un basamento operativo, ambos sujetos a la necesidad de etapas que eviten el detenimiento de la operatoria funcional actual. La torre corporativa, con su atrio de altura total, configura una serie de plantas sin columnas que permitan ordenamientos y reordenamientos de sistemas flexibles de divisorios y equipamientos. Tres de estas plantas (comedor, centro de datos y area fumador) son atípicas en cuanto ocupan parcialmente el atrio ayudando a mejorar las corrientes de ventilación natural.

El basamento bajo torre aloja funciones extra corporativas como el auditorio y servicios propios para su funcionamiento, la guardería infantil relativamente autónoma con su propio acceso, y principalmente el sector público de correo y aduana que, con acceso directo desde Antártida Argentina y Comodoro Py, resulta la bisagra funcional con el basamento operativo. El resto de los programas se despliegan frente a las dársenas para camiones. Los estacionamientos se resuelven encima y debajo de estos programas.

La tecnología de los edificios no pretende innovaciones innecesarias: todo se reduce a tipos constructivos conocidos y construibles en nuestro medio con particular resolución en función de la larga vida y el bajo costo operativo y de mantenimiento.

Así las estructuras se prevén de hormigón armado in situ y premoldeado, los cerramientos de ventanas de aluminio RPT-DVH o curtain wall en estructura de aluminio, pisos duraderos según los locales, cielorrasos suspendidos acústicos o hormigón visto según local, tratamientos de exteriores y parquización con especies autóctonas, etc. (ver anexo planilla de costos tentativos).

La mejora de la calidad ambiental se logra con recursos sencillos y eficaces, a saber:
– el control centralizado de la ventilación natural mediante aperturas operables controladas por BMS
– la prefiguración de la planta que garantice que ningún puesto de trabajo se ubica a más de 7 metros de una ventana e iluminación natural.
– la disposición de fachadas y cerramientos con protección solar y
aislaciones acordes con las orientaciones cardinales,
– el manejo de recursos de generación energética (fotovoltaica),
– la sustitución de fuentes de energía comprada por otras disponibles naturalmente (intercambiadores agua/agua napa)

Esta mejora de calidad ambiental puede corresponderse, si el proyecto lo induce desde el inicio, como totalidad holística, con una notable reducción de los costes operativos.