Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo
Mostrando resultados del 1 al 10 de 20

Tema: La Coruña: Arsenal de Ferrol

  1. #1 (266317)

    Predeterminado La Coruña: Arsenal de Ferrol

    Arsenal de Ferrol

    Ferrol ha sido sede de la Capitanía General del Cantábrico hasta que recientemente ha desaparecido, tras la reordenación de las fuerzas armadas españolas. Por ello ha contado con un gran arsenal para construir, armar, reparar y fondear las flotas de la Armada que operaban en aguas del norte de España.

    La visita al Arsenal de Ferrol es muy instructiva y sorprendente, pues tiene construcciones muy interesantes desde su fundación en el siglo XVIII hasta nuestros días.

    Empezaremos por los pórticos de estilo neoclásico que rodean al edificio de la Sala de Armas:

    » http://img395.imageshack.us/img395/7959/img2308.jpg

    El edificio llamado Sala de Armas es una construcción del siglo XVIII contemporanea de la fachada del Obradoiro de la Catedral de Santiago o de la fachada principal del Monasterio de Samos.

    Después de ser durante muchos años el Cuartel de Instrucción de Marinería hoy es una residencia de marinería.

    » http://img512.imageshack.us/img512/3782/img2310l.jpg

    » http://img523.imageshack.us/img523/3291/img2311v.jpg

    Su interior es espectacular. En estos grandes espacios se realizaba la Jura de Bandera de los nuevos marineros cuando las lluvias de Galicia impedían hacerlo en el patio exterior.

    » http://img386.imageshack.us/img386/8595/img2314.jpg

    » http://img386.imageshack.us/img386/3256/img2315.jpg

    » http://img386.imageshack.us/img386/2451/img2319.jpg

    La escalera tiene también un aspecto monumental y su volumen unitario abarca toda la altura del edificio:

    » http://img386.imageshack.us/img386/3940/img2320.jpg

    » http://img177.imageshack.us/img177/3410/img2312e.jpg

    » http://img140.imageshack.us/img140/2818/img2313f.jpg

    » http://img524.imageshack.us/img524/2849/img2317e.jpg

    » http://img523.imageshack.us/img523/4161/img2318.jpg

    » http://img134.imageshack.us/img134/6016/img2321jsk.jpg
    Última edición por olivares fecha: 26-jun-2009 a las 15:53

  2. #2 (266983)

    Predeterminado Nueva construcción para la Armada en Ferrol

    El megabuque se pone a prueba
    Navantia Ferrol ultima la construcción del «Juan Carlos I», dividido en 1.200 habitáculos, para preparar la primera salida al agua del barco enseña de la Marina

    Beatriz Couce 29/6/2009
    Es el gigante de la flota militar española y está en construcción en los astilleros de la ría ferrolana «a un ritmo sin precedentes». Una media de 1.500 personas trabajan diariamente a bordo para agilizar la fase final antes de su entrega, prevista para las últimas semanas de este año.

    » http://img44.imageshack.us/img44/6127/g29p25f11.jpg

    Con sus 230 metros de eslora (largo) y sus 32 de manga (ancho), el Juan Carlos I es, por muchas razones, el gran orgullo de la Armada española y de la factoría ferrolana de Navantia. Atracado en uno de los muelles de la antigua Bazán, el astillero ha abierto una fase crítica en el programa: el desarrollo de las pruebas de sus sistemas y equipos, al mismo tiempo que encara su terminación.

    En el muelle, al pie del megabuque, un ejército de trabajadores entran y salen incesantemente del barco, implicados en las muchas tareas aún pendientes. Ya a bordo, tras salvar la distancia que separa el suelo de la cubierta del navío, equiparable a un edificio de 16 plantas, los operarios se tornan hormigas y la actividad se multiplica. «El barco está ahora en proceso de terminación de la obra industrial y está muy volcado en las tareas de habilitación, en la finalización de los camarotes, de la cocina, del hospital y también de la planta propulsora», explica Jesús Fernández, director del proyecto.

    A principios del próximo mes, el barco se estrenará en el mar para poner a prueba su navegabilidad y su comportamiento en el agua. Por ello, en estas jornadas previas a su primera singladura, el trabajo se acentúa en «el corazón del barco, en toda esa parte asociada a la propulsión, básica para que el buque navegue».

    Un millón de metros de cable
    El esqueleto interior del Juan Carlos I es un entresijo de cables, sobre y con los que trabajan sin descanso operarios de un centenar de compañías de todo tipo de especialidades. En total, el barco más polivalente de la flota militar española está atravesado por casi un millón de metros de cable y por 41.000 tubos. Todas sus cifras son superlativas y, de hecho, solo su ancla pesará la friolera de 20.000 toneladas.

    El barco, alternativo al portaviones Príncipe de Asturias, está dividido en 1.200 habitáculos. Aunque el dato pueda parecer desorbitado, no es extraño si se toma en cuenta que, aunque el navío contará con una dotación de 243 personas, está diseñado para poder transportar hasta 1.200 soldados más si es necesario. El primer buque que lleva el nombre del Rey, que será comandado por el marino cariñés Andrés Breijo, está configurado para transportar tropas y aeronaves -tiene una rampa de lanzamiento con idéntica inclinación que el Príncipe de Asturias para que aviones y helicópteros militares no perciban diferencias-, para servir de plataforma de desembarco en los asaltos anfibios y para intervenir en acciones de ayuda humanitaria.

    La gran versatilidad que deberá proporcionar en las diferentes misiones ha obligado a Navantia a diseñar un prototipo con amplias capacidades. El hangar de vuelo puede albergar 12 aeronaves y el dique inundable -dividido en dos para garantizar que la entrada de agua no desestabiliza el buque- es capaz de dar salida hasta a ocho unidades anfibias. Sus enormes bodegas podrán acoger no solo gigantescos recipientes de transporte de alimentos y ropa para llevar a zonas en conflicto o asoladas por catástrofes naturales, sino también los denominados contenedores de vida , pequeños habitáculos en los que dar cobijo a personas evacuadas de dichas áreas.

    Además de una gran cocina y comedores, el megabuque, que tendrá la nomenclatura L-61, contará con una despensa con autonomía para alimentar a su personal durante 50 días sin que el barco tenga que tocar tierra firme. A diferencia de otros navíos de la flota militar española, las escaleras y los pasillos de acceso a los distintos habitáculos son muy anchos. También para ello hay una explicación: las fuerzas de desembarco suelen ir pertrechadas de grandes mochilas, por lo que su tránsito requiere de espacios amplios.

    Asistencias técnicas
    Con la ayuda de asistencias técnicas, la factoría ferrolana de Navantia está poniendo a prueba sistemas y equipos. El barco, aún en construcción, cuenta ya con parte de su dotación, por lo que diariamente conviven a bordo los uniformes de los trabajadores del naval con los militares. «Todo va muy rápido», dice Jesús Fernández, jefe del proyecto. Tanto, que los que integrarán la primera dotación están ya recibiendo adiestramiento para poder pilotar el barco que colocará a España a la vanguardia de las Marinas europeas.
    Fuente: El megabuque se pone a prueba

    Y ahora una recreración de lo que será el nuevo buque navegando:

    » http://img13.imageshack.us/img13/9710/bpejuancarlosi.jpg
    Fuente: http://funkoffizier.files.wordpress....n-carlos-i.jpg

    Otra recreación, comparando el Juan Carlos I con el actual portaeronaves Príncipe de Asturias:

    » http://img150.imageshack.us/img150/4157/principedeasturiasyunar.jpg
    Fuente: http://funkoffizier.files.wordpress....n-carlos-i.jpg

  3. #3 (270022)

  4. #4 (273782)

    Predeterminado

    Vista del morro que protege la dársena que alberga el Arsenal de Ferrol.
    Al fonde se ve la planta regasificadora sita en Mugardos:

    » http://img16.imageshack.us/img16/1315/img2300u.jpg

    Varios de los edificios del Arsenal, vistos desde la fragata Juan de Borbón:

    » http://img145.imageshack.us/img145/8541/img2302j.jpg

    » http://img269.imageshack.us/img269/4083/img2303t.jpg

    Un barco algibe de la Armada atracado en los muelles del Arsenal.

    » http://img145.imageshack.us/img145/725/img2304dne.jpg

  5. #5 (277994)

    Predeterminado Fragata "Juan de Borbón"

    » http://img32.imageshack.us/img32/8987/img2298moj.jpg

    En el corazón de una fortaleza


    ANNASTELLA PALASCIANO Domingo, 02-08-09

    ¡Toque de Diana! Son la siete de la mañana cuando la voz del oficial de guardia, saliendo del interfono justo al lado de mi cama me despierta de mis sueños. Dos minutos después el teléfono suena, sin que logre encontrar fuerzas para contestar. Un segundo más tarde, Lidia, marinera de hostelería, se materializa en mi camarote —que, como lo demás, queda constantemente abierto— para preguntarme en cuánto tiempo estaré lista para desayunar. Por fin, Jorge D. Alcaraz —oficial encargado de las relaciones con la prensa— se asoma a la puerta para decirme que el segundo comandante me está esperando.

    Cuando por fin logro recuperar el conocimiento, son las nueve de una mañana nublada de finales de julio. Sentada en el puente de gobierno de la Fragata F-102 «Almirante Don Juan de Borbón», —orgullo de la Armada Española, «la ilusión de todos los comandantes y una maravilla», según el capitán de fragata y actual comandante, José María Godín Porto—, dejamos el puerto de Vigo con destino a la base naval de Ferrol. Los tres días precedentes, el buque entregado a la Armada en 2003 «capaz de realizar una eficaz misión de protección antimisil», «la más avanzada del mundo», atracado en el puerto gallego, había abierto sus puertas al público. «Al fin y al cabo, —me dijo el segundo comandante Manuel López, mientras el día antes comíamos juntos en la cámara de los oficiales—son los españoles los verdaderos dueños de esta fragata». El oficial que se encarga de la organización de la tripulación, tiene 44 años, 23 años de carrera en la Marina y...siete hijos. La más pequeña tiene apenas un año y el mayor dieciséis, pero su padre no piensa en dejar de navegar. «Si no te gusta navegar no haces este trabajo. Hace falta, esto es seguro, una gran comprensión por parte de tu mujer que durante los largos periodos de navegación debe ser padre y madre».

    Cuando llegué a Vigo, para un viaje de dos días en el corazón de esta fortaleza marina, era una invitada de la Armada alojada en el camarote del jefe de Estado Mayor. De los 186 (sobre el total de 226) miembros de la tripulación, sólo unas treinta personas de guardia permanecían a bordo. Los demás, sin uniforme, ya paseaban por las calles de uno de los puertos más importantes de Europa, disfrutando de un insólito día de buen tiempo. Entre los que aún se encontraban en la fragata, me llamó la atención un chico de uniforme con cara de niño, Omar, colombiano de 18 años. No debería estar ahí. «Llegué una hora y veinte más tarde a la guardia y me arrestaron, no me permitieron salir durante dos días. A mediodía Omar finalizaba su arresto. Puesto el traje de paseo, el «uniforme de bonito», se presentó frente al oficial de guardia y dijo: «Finalizo el arresto, con su permiso me retiro», luego dejó la fragata.

    Orden y disciplina
    En la Don Juan de Borbón la disciplina y el orden son fundamentales. Pueden ser amigos y compañeros pero, como me dice Valentín Martinez, oficial y jefe de servicio, «no hay que olvidar quién manda». Así que la regla es dirigirse a alguien de grado superior de «usted». Marineros con cabos, cabo segundo con primero, cabo primero con suboficial, suboficial con oficial. Cualquier relación desaparece una vez a bordo.

    El corazón y el escalafón
    Como Sandra y Samuel, que llevan juntos seis años y en octubre se van a casar. Pero dentro de la fragata, Samuel es cabo primero y Sandra segundo. ¿Uno de vosotros tendrá que dejar el barco en cuanto tengáis hijos?, pregunto. «Sandra», me dice Samuel, o «usted», rebate ella. Me confiesa que tal es el hábito que una vez, en un supermercado, delante de mucha gente, lo llamó «cabo». «Me puse toda roja y no podía dejar de reír». Samuel y Sandra no son las únicas parejas a bordo. La relaciones sentimentales están permitidas mientras no atenten contra el decoro de la Marina.

    Sandra es una de las 38 mujeres que se encuentra a bordo de esta fragata. Son simples marineras, cabos o suboficiales. Hace poco, me cuentan, había una mujer oficial. Las chicas con las que hablo parecen felices de su elección, ahora les gusta navegar, ver lugares distintos «sin gastar nada» y aplazan la idea de tener una familia; o hay quien, simplemente, no la quiere. Beatriz Quintana, 24 años, cabo segundo que lleva cinco años en la fragata, es una artillera que está encantada con la idea de poder hacer un trabajo supuestamente reservado a los hombres. «Hasta ahora hemos tenido sólo ejercicios, pero no me importaría participar activamente».

    En las diez horas de travesía que separan Vigo de Ferrol, la tierra, o mejor dicho, el barco, no deja de temblar bajo mis pies. O esto es lo que me parece. «Si no tomas la pastilla por lo menos una hora antes de que empiece la navegación— me dice Cesar Muñoz, el oficial enfermero—, no te hace ningún efecto. Y tienes que tomarte una con cafeína, sino te produce somnolencia». Así ahora, además de mareada, estoy medio dormida.
    Pero quiero disfrutar plenamente de la navegación para descubrir todo lo posible de este gigante de hierro de 6.000 toneladas y de su tripulación. Ya lo tengo planeado: desayuno con los oficiales, bocadillo con los suboficiales y comida con los marineros. En todos mis movimientos estoy acompañada por un oficial. Al fin y al cabo se trata de una zona militar, me dicen, y no está permitido a un civil (sobre todo a una periodista) deambular solo.
    Seguramente me perdería: con siete cubiertas por arriba, y cuatro por debajo, cada vez que busco mi camarote se me hace muy difícil encontrarlo, aunque se halle en la cubierta principal.

    Historias tras el uniforme
    Las primeras entrevistas que hago a bordo son demasiado formales. Me contestan las mismas cosas, «todo bien, una maravilla, no me puedo quejar». Pero a medida que va pasando el tiempo, la gente se suelta y empiezo a ver a las personas e historias tras el uniforme. Y empiezan las risas y las bromas. «Entrevístale a él» me dicen en la cámara de los suboficiales, refiriéndose a un hombre con la cara de perfecto marinero, que está comiendo tranquilo su bocadillo, «es muy viejo y lo sabe todo». O a él, señalando a un chico, «es el que más liga». «¿Te han contado lo de aquella vez», me dicen a lo largo del día, «cuando durante los cinco meses de navegación en el marco de la misión permanente de la OTAN, un marinero se quedó en Rumania?». «Lo tuvieron que recoger con un helicóptero», me dicen algunos; «simplemente no se dio cuenta y embarcó en el puerto siguiente», me dicen otros. Ya forma parte de una leyenda marina.

    Hay quien me confiesa que ha ingresado en la Armada sólo para cobrar un sueldo fijo y más de uno, como el cabo segundo Alfonso, italiano por parte de padre, para poder sacarse una oposición como guardia civil. Al principio nadie quiere que les saque una foto, pero luego se dejan «dirigir». «Te pareces a mi madre cuando das órdenes», me dice uno de los suboficiales, mientras le pido posar con el uniforme de combate que se ha puesto para el ejercio de tiro.

    «Convertirte en almirante»
    Después de su turno de trabajo, cada miembro de la tripulación puede descansar en la cámara común de su rango, provista de televisión, repostería, salón y una pequeña biblioteca. «A veces», me cuentan unos marineros, «cuando atracamos en un puerto, se organizan fiestas en el comedor; de vez en cuando hace falta desconectar». Otras veces, al contrario, la vida a bordo se hace muy difícil. Convivir en estrecho contacto con tanta gente, sobre todo cuando se trata de una navegación larga, es algo que requiere mucha paciencia.

    El número de camas en cada camarote va aumentando desde los oficiales hasta los marineros. Desde una «habitación doble», a veces ocupada por un solo oficial, se pasa a camarotes con ocho literas. Yo no sé si podría vivir así, pero «cada uno de los oficiales» me dice Martínez, «en algún momento de su carrera ha estado mucho peor que cualquier marinero de esta fragata. Si trabajas duro y no te cansas puedes alcanzar lo que quieras y convertirte hasta en almirante». Yo, finalmente, a las siete de la tarde alcanzo tierra, ésta sí, bien firme bajo mis pies.
    En el corazón de una fortaleza - Nacional - Nacional - ABC.es

    Varias fotografías de la fragata Juan de Borbón en el Arsenal de Ferrol (21 de junio de 2009)

    » http://img22.imageshack.us/img22/4135/img2294mkz.jpg

    » http://img32.imageshack.us/img32/1086/img2299y.jpg


    » http://img208.imageshack.us/img208/1330/img2306uqh.jpg


    » http://img22.imageshack.us/img22/7203/img2307y.jpg

  6. #6 (278286)

  7. #7 (288822)

    Predeterminado

    Botadura del Buque de Proyección Estratégica "Juan Carlos I"(L-61)


    [YOUTUBE]k1WVYvCyXBk[/YOUTUBE]


    YouTube - Canal de CX9AAW 05 de octubre de 2008


    Los Reyes de España acompañados por los Príncipes de Asturias han presidido esta tarde la botadura del mayor buque de la Armada, el Buque de Proyección Estratégica "Juan Carlos I". Con 230 metros d...
    Los Reyes de España acompañados por los Príncipes de Asturias han presidido esta tarde la botadura del mayor buque de la Armada, el Buque de Proyección Estratégica "Juan Carlos I". Con 230 metros de eslora, una cubierta de vuelo, un hospital a bordo y con una plataforma con capacidad para 30 aeronaves, complementará al portaaviones "Príncipe de Asturias".Marea alta en la Ría de Ferrol. Los Reyes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía, presentes. Los Príncipes de Asturias, también. Las condiciones para la botadura del buque más grande de la Armada eran perfectas. Amadrinado por la Reina de Sofía, a las seis de la tarde, el Buque de Proyección Estratégica "Juan Carlos I" recibió la botella de cava antes de ser bautizado en la gélida agua del Finisterre.Con 230 metros de eslora y con una altura de un edificio de 12 pisos es el barco de mayor tonelaje y dimensiones de la marina. Está preparado para todo tipo de misiones: puede configurarse para las operaciones anfibias de la Infantería de Marina, para realizar despliegue combinado con el Ejército de Tierra, para llevar ayuda humanitaria a otros países y, además, para ejercer de "portaaviones alternativo" si así se requiere.

    Esta "ciudad flotante", sorprende por sus gigantescas dimensiones ha contado con una inversión de 360 millones de euros. Será entregado oficialmente a la Armada dentro de un año cuando los ingenieros navales de Navantia le instalen los sistemas de mando y control, de combate y de comunicaciones.
    No sustituirá al "Príncipe de Asturias" pero su cubierta de vuelo, de más de 200 metros de longitud, podrán despegar y aterrizar aviones de despegue vertical. Posee además puntos de toma de helicópteros para al menos cuatro CHINOOK o 6 de tipo SH-3D o NH-90.

    Podrá trasladar en su plataforma hasta un total de 30 aeronaves que ascederán a la cubierta de vuelo a través de dos ascensores.

    Buque anfibio para desembarcos y transporte de tropas

    El "Juan Carlos I" contará con una dotación de 243 efectivos y capacidad para transportar 1.200 militares. Su dique está diseñado para transportar lanchas y vehículos de desembarco de la Infantería de Marina.

    Como armamento, en una primera fase contará con cañones de 20 milímetros y ametralladoras de 12,7 milímetros, y en un futuro manejará un sistema antimisil de Defensa de Punto (tipo ESSM o RAM).
    Sus hangares de carga ligera y pesada podrán transportar todo tipo de material para llevar ayuda humanitaria a cualquier país del globo que lo requiera: containers, pallets, vehículos de Asistencia Sanitaria y todo lo indispensable para instalar un poblado para población civil desplazada. Además cuenta con hospital a bordo, que incluye dos quirófanos, sala de dentista, enfermería, sala de consultas y de curas, así como una unidad de infecciosos, área de selección de heridos, de rayos X, un laboratorio y una farmacia.

    Este buque se convertirá en el más importante para la Armada, que hasta ahora cuenta con el portaaviones "Príncipe de Asturias", actualmente en proceso de modernización, como barco más emblemático.

    Inaugurado el nuevo Museo de la Construcción Naval de Ferrol
    Tras la botadura del buque los reyes y los príncipes de Asturias se han trasladado hasta el edificio de Herrerías del Arsenal Militar para inaugurar la Exposición Permanente de la Construcción Naval de España "Exponav".

    Han asistido a estos actos el ministro de Defensa en funciones, José Antonio Alonso, el Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada (AJEMA), el presidente de la Xunta de Galicia, Emilio Pérez Touriño, y responsables de la empresa naviera, entre otros.

  8. #8 (288833)

    Predeterminado

    Cita Empezado por olivares Ver Mensaje
    El megabuque se pone a prueba
    Navantia Ferrol ultima la construcción del «Juan Carlos I», dividido en 1.200 habitáculos, para preparar la primera salida al agua del barco enseña de la Marina

    Beatriz Couce 29/6/2009
    Es el gigante de la flota militar española y está en construcción en los astilleros de la ría ferrolana «a un ritmo sin precedentes». Una media de 1.500 personas trabajan diariamente a bordo para agilizar la fase final antes de su entrega, prevista para las últimas semanas de este año.

    » http://img44.imageshack.us/img44/6127/g29p25f11.jpg

    Con sus 230 metros de eslora (largo) y sus 32 de manga (ancho), el Juan Carlos I es, por muchas razones, el gran orgullo de la Armada española y de la factoría ferrolana de Navantia. Atracado en uno de los muelles de la antigua Bazán, el astillero ha abierto una fase crítica en el programa: el desarrollo de las pruebas de sus sistemas y equipos, al mismo tiempo que encara su terminación.

    En el muelle, al pie del megabuque, un ejército de trabajadores entran y salen incesantemente del barco, implicados en las muchas tareas aún pendientes. Ya a bordo, tras salvar la distancia que separa el suelo de la cubierta del navío, equiparable a un edificio de 16 plantas, los operarios se tornan hormigas y la actividad se multiplica. «El barco está ahora en proceso de terminación de la obra industrial y está muy volcado en las tareas de habilitación, en la finalización de los camarotes, de la cocina, del hospital y también de la planta propulsora», explica Jesús Fernández, director del proyecto.

    A principios del próximo mes, el barco se estrenará en el mar para poner a prueba su navegabilidad y su comportamiento en el agua. Por ello, en estas jornadas previas a su primera singladura, el trabajo se acentúa en «el corazón del barco, en toda esa parte asociada a la propulsión, básica para que el buque navegue».

    Un millón de metros de cable
    El esqueleto interior del Juan Carlos I es un entresijo de cables, sobre y con los que trabajan sin descanso operarios de un centenar de compañías de todo tipo de especialidades. En total, el barco más polivalente de la flota militar española está atravesado por casi un millón de metros de cable y por 41.000 tubos. Todas sus cifras son superlativas y, de hecho, solo su ancla pesará la friolera de 20.000 toneladas.

    El barco, alternativo al portaviones Príncipe de Asturias, está dividido en 1.200 habitáculos. Aunque el dato pueda parecer desorbitado, no es extraño si se toma en cuenta que, aunque el navío contará con una dotación de 243 personas, está diseñado para poder transportar hasta 1.200 soldados más si es necesario. El primer buque que lleva el nombre del Rey, que será comandado por el marino cariñés Andrés Breijo, está configurado para transportar tropas y aeronaves -tiene una rampa de lanzamiento con idéntica inclinación que el Príncipe de Asturias para que aviones y helicópteros militares no perciban diferencias-, para servir de plataforma de desembarco en los asaltos anfibios y para intervenir en acciones de ayuda humanitaria.

    La gran versatilidad que deberá proporcionar en las diferentes misiones ha obligado a Navantia a diseñar un prototipo con amplias capacidades. El hangar de vuelo puede albergar 12 aeronaves y el dique inundable -dividido en dos para garantizar que la entrada de agua no desestabiliza el buque- es capaz de dar salida hasta a ocho unidades anfibias. Sus enormes bodegas podrán acoger no solo gigantescos recipientes de transporte de alimentos y ropa para llevar a zonas en conflicto o asoladas por catástrofes naturales, sino también los denominados contenedores de vida , pequeños habitáculos en los que dar cobijo a personas evacuadas de dichas áreas.

    Además de una gran cocina y comedores, el megabuque, que tendrá la nomenclatura L-61, contará con una despensa con autonomía para alimentar a su personal durante 50 días sin que el barco tenga que tocar tierra firme. A diferencia de otros navíos de la flota militar española, las escaleras y los pasillos de acceso a los distintos habitáculos son muy anchos. También para ello hay una explicación: las fuerzas de desembarco suelen ir pertrechadas de grandes mochilas, por lo que su tránsito requiere de espacios amplios.

    Asistencias técnicas
    Con la ayuda de asistencias técnicas, la factoría ferrolana de Navantia está poniendo a prueba sistemas y equipos. El barco, aún en construcción, cuenta ya con parte de su dotación, por lo que diariamente conviven a bordo los uniformes de los trabajadores del naval con los militares. «Todo va muy rápido», dice Jesús Fernández, jefe del proyecto. Tanto, que los que integrarán la primera dotación están ya recibiendo adiestramiento para poder pilotar el barco que colocará a España a la vanguardia de las Marinas europeas.
    Fuente: El megabuque se pone a prueba

    Y ahora una recreración de lo que será el nuevo buque navegando:

    » http://img13.imageshack.us/img13/9710/bpejuancarlosi.jpg
    Fuente: http://funkoffizier.files.wordpress....n-carlos-i.jpg

    Otra recreación, comparando el Juan Carlos I con el actual portaeronaves Príncipe de Asturias:

    » http://img150.imageshack.us/img150/4157/principedeasturiasyunar.jpg
    Fuente: http://funkoffizier.files.wordpress....n-carlos-i.jpg

    ¡Gracias por el mega reportaje olivares!pero lo que señalo en negrita es una metedura de pata de órdago, estos periodistas son de letras puras ,puras ¿eh?
    Última edición por interventor fecha: 07-sep-2009 a las 19:39

  9. #9 (293215)

    Predeterminado

    Cita Empezado por interventor Ver Mensaje
    ¡Gracias por el mega reportaje olivares!pero lo que señalo en negrita es una metedura de pata de órdago, estos periodistas son de letras puras ,puras ¿eh?
    Gracias por señalar los errores.

  10. #10 (293216)

    Predeterminado

    Visita de fragatas australianas

    Las fragatas de la Marina Real de Australia HMAS «Sydney» y HMAS «Ballarat» recalaron en la ría de Ferrol en el marco del despliegue «Northern Trident 09», viaje de circunnavegación en el que han visitado y visitarán puertos de India, Egipto, Italia, Francia, España, Reino Unido, Canada, Estados Unidos y Bahamas.

    Durante su escala en el arsenal ferrolano, que se prolongó entre los días 6 y 10 de Junio, las dotaciones aprovecharon la estancia para conocer de cerca los buques que compondrán el núcleo de la futura fuerza naval australiana: los destructores antiaéreos de la clase «Hobart» (basados en el modelo F-100 de Navantia), y los buques anfibios de la clase «Canberra», cuyo prototipo, el L61 «Juan Carlos I» de la Armada española, se encuentra en avanzado estado de construcción en el astillero de Navantia Ferrol.

    La HMAS «Ballarat» zarpó el martes día 9 rumbo a la base británica de Portsmouth, mientras que su compañera HMAS «Sydney» hizo lo propio en la mañana siguiente, momento con el se corresponden las imágenes del vídeo adjunto.

    [YOUTUBE]f-3GkKxzu1Y[/YOUTUBE]

    YouTube - Canal de revistanaval

Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo

Tags de este hilo


Search Engine Friendly URLs by vBSEO 3.6.0 RC 2