Coches con aire comprimido: la tecnología ecológica Hybrid Air de Citroën y Peugeot

En el mundo del motor, los coches eléctricos e híbridos ganan cada vez más terreno. Crece el interés de los consumidores por los coches eficientes y poco contaminantes, lo que empuja a las marcas a apostar firmemente por nuevas tecnologías en materia energética. ¿Se imaginan un coche que funcione con aire y se cargue en solo 10 segundos? Citroën y Peugeot, sí.

Hybrid Air (© PSA Peugeot Citroën)

Y no solo lo han imaginado, sino que ya trabajan en una tecnología revolucionaria que, combinando un motor de gasolina y un propulsor de aire comprimido, promete unas reducciones de consumo y emisiones espectaculares: 2,9 litros por cada 100 kilómetros y 69 gramos de CO2 por kilómetro. Se llama Hybrid Air y llegará al mercado en 2015.

Por ejemplo, un motor de gasolina 1.2 de 82 CV combinado con uno de aire comprimido que desarrolle 40 CV. Al igual que ocurre con los coches híbridos, el coche podría funcionar únicamente con el propulsor de gasolina, solo con el motor de aire comprimido (en ciudad) o con ambos funcionando a la vez con una potencia total de 122 CV.

Si se acaba el aire, el motor de gasolina será el encargado de mover el coche y en poco tiempo comprimirá el aire del sistema hidráulico para volver a cargar el depósito de energía, que estará situado en el suelo del vehículo.

Los coches pequeños del grupo PSA (Citroën-Peugeot) serán los primeros en probar esta tecnología. Concretamente, el Citroën C3 y el Peugeot 2008. Por el momento se desconocen los precios a los que se pondrán a la venta estas motorizaciones, aunque su sobreprecio con respecto a la versión normal debería ser inferior a 2.000 euros.

En caso de que los resultados sean positivos, PSA espera montar los motores híbridos de gasolina y aire compromido Hybrid Air en coches aún más pequeños, como los microurbanos, con los que se podrían lograr consumos de hasta 2 litros de carburante cada 100 kilómetros.